Sur de la Florida

Disminuyen las posibilidades de crear nuevos casinos en Miami

Una mesa de poker en el Casino Magic City de Miami. Las conversaciones para extender el acuerdo de casinos con la tribu seminola han avanzado en Tallahassee, no así la propuesta para traer los casinos al sur de la Florida.
Una mesa de poker en el Casino Magic City de Miami. Las conversaciones para extender el acuerdo de casinos con la tribu seminola han avanzado en Tallahassee, no así la propuesta para traer los casinos al sur de la Florida. AP

Las posibilidades de cambiar las leyes estatales de juegos y casinos parecían disminuir este jueves, después que legisladores en un comité de la Cámara debatieron una propuesta para ampliar los juegos en la Florida, que terminó sin compromiso alguno para que el proyecto de ley sea sometido a votación.

Sin embargo, al parecer ha habido cierto progreso en otro debate —en secreto— sobre los casinos después que importantes legisladores confirmaron que seguirán las conversaciones sobre la renovación de un contrato de juego con la tribu seminola que expira en julio.

“Yo diría que en esta ocasión nuestras discusiones han sido más detalladas de lo que han sido en el pasado”, dijo el senador Rob Bradley, republicano por Fleming Island, y presidente del Comité del Senado de Regulación de Industrias.

Bradley dijo que “durante los últimos días” se reunió con negociadores de la tribu en momentos en que los seminola discuten la renovación de su acuerdo exclusivo con el estado para operar black jack y otros juegos de cartas a cambio de unos $136 millones en ingresos compartidos anualmente.

“Continuaremos las discusiones con la tribu y veremos si llegamos a algún acuerdo sobre cuáles serán los parámetros”, dijo Bradley.

También en discusiones con la tribu seminola está Dana Young, líder de la Cámara y republicana por Tampa, quien patrocina el proyecto de ley de la Cámara que abre las puertas a complejos turísticos in Miami Dade y Broward.

Bradley dijo que el Senado está esperando conocer el progreso del proyecto de ley propuesto por Young luego de que el Comité de Asuntos Regulatorios de la Cámara llevó a cabo un seminario de cuatro horas el jueves sin que se reportara ningún avance.

La propuesta de Young, HB 1233, ofrece una infraestructura para expandir algunas operaciones de juegos al tiempo que contrata otras. Elimina las carreras de galgos y los permisos de carreras no usados, lo que limita cualquier futura expansión de juego, acaba con los créditos fiscales para las apuestas mutuas, y exige la creación de una comisión estatal de juegos para supervisar a la industria.

El representante José Félix Díaz, presidente del comité y republicano por Miami, dijo que el comité no discutirá ninguna otra legislación de juego en dos semanas, lo que le deja a los proponentes las dos semanas finales de la sesión de 60 días para ganar los votos necesarios en la Cámara para ampliar el juego y luego negociar un compromiso con el Senado.

Young reconoció después de la reunión que la complicada naturaleza de las leyes sobre juegos, junto con el enorme interés de las poderosas parimutuales y la industria de los casinos, mantendrá vivo el proyecto de ley hasta los últimos días de la sesión.

Pero Young no dijo si podría obtener suficientes votos entre la mayoría republicana de la Cámara para aprobar el proyecto de ley, así como tampoco si tendría que depender de los votos demócratas del sur de la Florida.

Bradley no quiso comentar sobre el proyecto de ley de Young, pero dio a entender que no es un entusiasta de ampliar el juego.

“Nos va muy bien como la capital mundial de las vacaciones sin tener que convertirnos en una segunda Las Vegas”, dijo Bradley.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios