Sur de la Florida

Agencia de downtown Miami busca ayuda

Durante décadas, la Autoridad de Desarrollo del Downtown (ADD) de Miami ha cobrado impuestos a los dueños de propiedades para financiar su misión como estimulante y planeador para el núcleo empresarial del centro de la ciudad.

Pero después de recaudar millones de dólares en los últimos 50 años, la agencia semiautónoma de la ciudad desea ahora que los legisladores de la Florida aprueben una ley que establezca que ella tiene la autoridad para recolectar impuestos a la propiedad – sólo para el caso de que hubiera algunas dudas sobre ello.

La iniciativa de ley a favor de los impuestos, patrocinada por los legisladores republicanos de Miami-Dade, ocurre en medio de una larga batalla legal sobre si la ADD carece de estatus legal como autoridad impositiva. Partidarios de la ADD, que esperan obtener este año $6.4 millones en impuestos a la propiedad, dijeron que los proyectos de ley hechos a la medida sólo buscan clarificar la autoridad de la agencia y protegerla de demandas “frívolas”.

“Permítanme dejarlo en claro. Todo lo que hace este lenguaje es clarificar la ley existente”, dijo la semana pasada el senador Miguel Díaz de la Portilla, republicano por Miami, durante una discusión sobre su propuesta en una comisión (SB 278).

Pero los críticos dijeron que Díaz de la Portilla y el representante Manny Díaz Jr., quien patrocina una iniciativa de ley semejante en la Cámara, suministran una defensa a la ADD mientras la agencia espera un fallo de la Corte de Apelaciones del Tercer Distrito sobre una serie de desafíos legales. Linda Carroll, una abogada que representa al dueño de una propiedad en Brickell en múltiples desafíos contra la ADD, dijo que si algo prueban los proyectos de ley patrocinados, es el caso de su cliente.

“Ellos no tienen autoridad. Y esto es su intento de lograrla”, manifestó Carroll.

Carroll ha representado a Milan Investment Group desde el 2008, cuando la compañía presentó una demanda colectiva contra la ADD. La corporación, que el año pasado pagó apenas $73 en impuestos a la propiedad a la ADD por su unidad de condominios en Brickell, ha desafiado cada cuenta de impuestos recibida de la ADD durante los últimos siete años, y solicitó una devolución.

El punto crucial del argumento – el que la ADD no tiene autoridad constitucional o legal para recaudar impuestos a la propiedad – parte en mucho de cómo se creó la agencia.

La ADD de Miami se fundó en 1967, dos años después que el estado autorizó distritos especiales del downtown para aliviar a los distritos deteriorados y revitalizar distritos empresariales del centro. Actualmente existen 14 distritos de desarrollo en el downtown, pero Miami es el único que se creó bajo la ley de 1965.

Eso es principalmente porque en 1968, la Legislatura de la Florida le concedió a ciudades y condados la autoridad de aprobar leyes sin el visto bueno del estado, y entonces derogó leyes de aplicación legal que se consideraban obsoletas, como la que autoriza a la ADD de Miami. Sin una ley estatal para respaldar a la ADD, la votación de un condado o un referendo entre los dueños de propiedades en el distrito en que se cobran impuestos, Carol alega que la agencia recauda un impuesto ilegal.

La senadora demócrata Gwen Margolis, cuyo distrito incluye gran parte del downtown, ha tratado infructuosamente de detener y luego modificar la iniciativa de ley del Senado. Ella dice que la ley está hecha a la medida por lo que sólo se aplica a Miami, y es una intrusión impropia de la legislatura en las cortes.

“Ellos tratan de resolver legislativamente una demanda, lo que es inconcebible”, dijo Margolis, quien en un reciente encuentro de la comisión se refirió a la ADD como “la pequeña tetera de alguien”. Díaz de la Portilla, que no respondió a los mensajes que se le dejaron en sus oficinas en Miami y Tallahassee, replicó que Margolis se debe estar enfrentando a la ADD por “razones personales”.

Javier Betancurt, subdirector de la ADD de Miami, dijo que la agencia simplemente desea reiterar su autoridad para cobrar impuestos. Betancourt ha sido claro en Tallahassee de que la legislación es respuesta a demandas contra la ADD.

“Está muy claro para nosotros que la autoridad está allí [en la ley estatal] y el intento de la Legislatura ha sido siempre suministrar esa autoridad”, dijo Betancourt. “Pero en caso de que hubiera cualquier duda, y para dar alguna finalidad a este hecho y desalentar demandas frívolas en el futuro, queremos dejar en claro que la autoridad está ahí”.

  Comentarios