Sur de la Florida

EEUU promete usar su poder económico y diplomático para restaurar la democracia en Venezuela

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, dijo el miércoles que Washington está en vías de aplicar impactantes sanciones económicas contra el régimen de Nicolás Maduro y que coordina acciones con distintos países latinoamericanos para incrementar la presión sobre la emergente dictadura.

No obstante, el vicepresidente no brindó detalles sobre cuáles podrían ser las próximas sanciones a ser aplicadas contra el régimen de Caracas, para cumplir con las promesas brindadas por el presidente Donald Trump de que su administración tomaría rápidamente fuertes medidas económicas para castigar a Maduro por destruir la democracia venezolana.

En un discurso pronunciado en Miami frente a líderes de la comunidad venezolana, el vicepresidente también enfatizó que su país está dispuesto a hacer uso de todo su poder e influencia para ayudar a los venezolanos a recuperar la democracia.

“Son muchas las opciones que tenemos para Venezuela y seguiremos ejecutándolas junto a los países aliados de la región, hasta que sea libre”, aseguró el vicepresidente estadounidense.

“Bajo el liderazgo del presidente Donald Trump, los Estados Unidos de América va a seguir haciendo uso de todo su poder económico y diplomático y ejercer presión hasta que la democracia sea restaurada”, manifestó.


El vicepresidente formuló la promesa en Doral, considerada como uno de los principales bastiones del exilio venezolano en Estados Unidos, tras retornar de una gira que le llevó por Colombia, Argentina, Chile y Panamá, donde discutió la crisis venezolana.

Tras asegurar que el régimen de Maduro se ha convertido formalmente en una dictadura, el vicepresidente insistió en que “Estados Unidos no permanecerá de brazos cruzados en momentos en que Venezuela se desmorona”.

Pence brindó sus declaraciones ante cientos de venezolanos, después de reunirse en privado con varios líderes de la comunidad, ex jueces, alcaldes y defensores de los derechos humanos.


Pence, junto al senador por Florida Marco Rubio, han asumido el liderazgo en los esfuerzos de la administración de Trump por sancionar a Maduro por sus esfuerzos por instaurar un régimen de corte castrista a través de una Asamblea Constituyente organizada fraudulentamente.

Rubio, quien también estaba en el evento junto con el gobernador Rick Scott y el congresista Mario Díaz- Balart, dijo que Maduro ha perdido todo el respaldo político de sus vecinos.

“Están totalmente aislados. No hay una nación democrática en la región que no haya levantado su voz para condenarlos, aún cuando, trágicamente, hemos visto que algunos de los gobiernos no hayan salido a batear en esta región para defender la democracia en la manera que deberían”, dijo Rubio.


Rubio añadió que Estados Unidos está dispuesto a hacer todo lo que está en su poder por ayudar los venezolanos.

“Este es un tema que le importa al Presidente de los Estados Unidos y al vicepresidente, personalmente. He hablado con el Presidente siete u ocho veces solo en los últimos dos meses sobre este tema a su iniciativa personal, no la mía”, manifestó el senador.

“Tengo una confianza de un cien por ciento que el presidente y el vicepresidente de Estados Unidos tomarán los pasos apropiados para seguir respaldando la causa por la libertad y la democracia en Venezuela. Ellos actuarán en el momento correcto y lo harán de la manera correcta. Pero lo harán y va a ocurrir”, enfatizó.

El evento fue realizado en medio de expectativas de que la administración anuncie en los próximos días sus nuevos pasos frente a la situación en Venezuela tras haber sancionado individualmente a varias de las principales figuras del régimen.


Según un artículo del diario Wall Street Journal publicado el miércoles, las próximas sanciones podrían incluir una prohibición temporal a las instituciones financieras de Estados Unidos a que compren y vendan bonos denominados en dólares emitidos por la República de Venezuela y por la estatal Petróleos de Venezuela.

Las fuentes citadas por el diario dijeron que esa medida está diseñada para erosionar el respaldo del régimen dentro del sector militar y entre contratistas del régimen, quienes poseen una gran cantidad de bonos, sin afectar de inmediato al grueso de la población.

El régimen de Maduro ha realizado un gran esfuerzo para cumplir con el servicio de la deuda externa, destinando en esa tarea miles de millones de dólares que son necesitados para importar alimentos, medicinas y bienes de primera necesidad.

Siga a Antonio María Delgado en Twitter:@DelgadoAntonioM

  Comentarios