Sur de la Florida

Con un pote de sazón Goya en la maleta, cubano se alista para el Cuerpo de Paz en Marruecos

Leandro Travieso se incorporará el 12 de septiembre a los 160 voluntarios de los Cuerpos de Paz en Marruecos.
Leandro Travieso se incorporará el 12 de septiembre a los 160 voluntarios de los Cuerpos de Paz en Marruecos. Peace Corps

A Leandro Travieso le va a cambiar la vida el próximo 12 de septiembre.

El joven cubano de 25 años iniciará un viaje de 4,200 millas hasta el exótico Marruecos donde se incorporará como uno de los 160 voluntarios de los Cuerpos de Paz en ese país del norte de África.

Travieso estará en esas latitudes por más de dos años en los que tendrá primero un entrenamiento especial y luego, trabajará directamente con jóvenes para enseñarles inglés y promover la importancia de una ciudadanía activa. Participará además en varios proyectos comunitarios que buscarán mejorar de inmediato la vida de los habitantes de Marruecos.

“Ahora tengo la oportunidad de viajar al extranjero como estadounidense y hacer la diferencia en otro país”, dijo el joven que resaltó sentirse motivado por la valentía de sus padres que decidieron dejar su país natal y migrar a Estados Unidos, sin conocer la cultura o el idioma.

Durante sus primeros tres meses de voluntariado, el cubano deberá vivir con una familia marroquí que lo ayudará a adaptarse a la cultura del país y también a aprender el idioma de la zona: el árabe marroquí (también conocido como magrebí o dariya).

Sin embargo, el mismo Travieso ya ha empezado a dar sus primeros pasos con el idioma, específicamente aprendiendo por su cuenta el alfabeto y algunas frases comunes.

Y como era de esperarse ante un viaje importante, Travieso está ansioso y se encuentra estas semanas en su residencia en Hialeah preparándose para su aventura, tratando de prevenir cualquier alcance futuro. Por esto, en su lista de prioridades no solo están objetos indispensables, sino también aquellos que podrían hacerlo “sentir cerca de casa” aunque se encuentre a miles de millas de distancia.

Entre esos objetos, el cubano se ha dedicado a almacenar canciones, esas que se escucharía en las radios de Miami, a seleccionar algunos libros y claro, un sazón completo de Goya para darle a las comidas un sabor de hogar.

Travieso contó a el Nuevo Herald que ese producto ya lo había hecho sentir mejor cuando en 2016 estuvo por un año completo en Washington D.C. como voluntario de “AmericaCorps”, un programa estadounidense en el que sus miembros trabajan por tiempo completo o medio tiempo en organizaciones comunitarias para cumplir con tareas en las áreas de educación, seguridad pública o cuidado de la salud.

Fue al culminar ese año que se sintió motivado para aplicar a los Cuerpos de Paz. “Me gustó la idea de hacer servicio, ayudar a personas que no tengan los mismos recursos que uno tuvo”, explicó.

Otro aspecto que más emociona a Travieso es que esta sería la primera vez que viajará al extranjero desde que llegó a Estados Unidos el 14 de enero de 2004.

En 2011, viajó a Cuba con su padre pero, según él mismo dice, “viajar de regreso al país donde uno nació, no puede contar como una experiencia nueva”.

Buscando esa vivencia diferente fue lo que le motivó, en parte, a escoger Marruecos entre otros países. “Haberlo hecho en América Latina es como hacerlo en Miami, yo quiero un challenge (reto)”, dijo el cubano que agregó que siempre había querido viajar a un país musulmán.

Travieso llegó a principios de 2004 a Estados Unidos con sus padres y su hermana menor tras haber sido seleccionados en el Programa Especial para la Migración Cubana, un proceso de lotería de visas para estos nacionales que era conocido popularmente como “el sorteo”.

Una vez instalados en el sur de la Florida, el joven cubano completó sus estudios y se graduó de la secundaria en la escuela Hialeah-Miami Lakes Senior High. En 2014 se hizo ciudadano estadounidense y un año después obtuvo su diploma en relaciones internacionales y estudios asiáticos en la Universidad Internacional de la Florida (FIU, por sus siglas en inglés).

¿Qué viene después de Marruecos? Travieso indica que está enfocado en su aventura por los próximos dos años, pero una vez culmine esa etapa le gustaría regresar a la escuela para hacer una maestría o un doctorado.

Pero hasta entonces, el joven de 25 años está ilusionado por esta nueva etapa que se inicia en la que posiblemente llegue a ser el primer voluntario cubano o latino, dependiendo de la parte de Marruecos a donde lo envíen. Igualmente, su mensaje a los marroquíes será que “Estados Unidos no es la que se ve en las películas, está hecho de varias culturas que viven juntas”.

Un total de 313 floridanos están actualmente sirviendo con los Cuerpos de Paz y más de 8,000 residentes del “estado del Sol” han participado en el programa desde 1961.

Siga a Johanna A. Álvarez en Twitter: @jalvarez8.

  Comentarios