Sur de la Florida

A las dos grúas que colapsaron en Miami por el huracán Irma se suma otra en Fort Lauderdale

Grúa de construcción en el downtown de Miami no resiste el embate del huracán Irma

El brazo de una grúa en un edificio en construcción en el downtown de Miami se dobló y colapsó debido a los fuertes vientos del huracán Irma alrededor de las 10:30 de la mañana del domingo.
Up Next
El brazo de una grúa en un edificio en construcción en el downtown de Miami se dobló y colapsó debido a los fuertes vientos del huracán Irma alrededor de las 10:30 de la mañana del domingo.

Los fuertes vientos generados por el huracán Irma derribaron tres enormes grúas de construcción, dos de estas en el downtown de Miami y una en Fort Lauderdale, sin que hasta el momento se hayan reportado lesiones.

El último caso se registró cerca de las 10:00 p.m. del domingo, en un proyecto de construcción en la playa de Fort Lauderdale, según reportó la agencia AP.

Oficiales de la empresa de construcción The Related Group aseguraron al diario the Sun-Sentinel que el incidente aparentemente no causó heridos ni daños.

El primer incidente de colapso de grúas en el downtown de Miami ocurrió cerca de las 10:30 a.m, cuando el brazo de una de las estructuras metálicas de construcción se viniera abajo sobre el edificio Vice, en 300 Biscayne Boulevard.

Horas después, los vientos tumbaron una segunda grúa en una torre de condominios del vecindario Edgewater de Miami, a una escasas dos millas del primer incidente. Ya en horas de la noche se reportó de la caida de una tercera grúa alta también en el área del downtown.

Dos bomberos de la ciudad de Miami vieron como la primera estructura de metal caía sobre el edificio, tumbando ladrillos al suelo. El brazo sigue conectado a la grúa por un cable de metal, y está colgando en un lado del edificio.

Las autoridades advirtieron a los residentes de edificios cercanos que se resguardaran en las escaleras o en la sector del edificio opuesto al de la grua.

En un momento, el video de un teléfono celular parecía mostrar que la bola que equilibra el peso del ancla de la grúa se balanceaba y se estrellaba contra el costado del edificio, aunque Maurice Pons, director de estructuras de Miami, no pudo confirmar que así fuera.

“Mañana (lunes) evaluaremos el daño y trataremos de corregir la parte de ingeniería”, dijo. “El contratista general ha sido contactado y está montando un equipo de excavadores para asegurar la torre”.

Marta Lacayo, una residente de La Pequeña Habana, dijo que el ruido tras la caída del brazo de la grúa se escuchó en su edificio cerca de la calle 2 y la avenida 8 del suroeste.

Hasta el momento se desconoce si personas resultaron lesionadas en los dos incidentes. El downtown de Miami, normalmente un imán para turistas y oficinistas, así como Edgewater, un atractivo vecindario residencial conformado por torres de condominios, se encuentran desabitadas en gran proporción luego que las autoridades ordenaran la evacuación de la zona ante el esperado impacto de Irma.

Las autoridades de Miami alertaron esta semana que en la actualidad hay unas 25 grúas grandes en la ciudad. Las grúas están diseñadas para aguantar vientos de hasta 145 millas por hora. Ya que se esperaba que Irma tocara Miami como un huracán de categoría 5, los funcionarios municipales alertaron a las personas que viven en edificios cercanos a las grúas a evacuar sus viviendas. Pero al parecer no todos escucharon el mensaje.

Las grúas de construcción están diseñadas para girar cuando hay vientos fuertes, pero esto implica que pueden girar sin control, como una veleta. Pueden llegar a pesar hasta 15 toneladas.

“El contrapeso del brazo es muy pesado y representa un peligro potencial si la grúa colapsa”, había dicho Pons cuando instó a los residentes a evacuar.

El jefe de bomberos Joseph Zahralvan dijo que las condiciones del tiempo están demasiado peligrosas para enviar un personal a evaluar la escena del incidente, pero que su departamento está contactando a los administradores de edificios cercanos para informarles sobre la situación.

“Ahora mismo nuestra preocupación primaria es la seguridad de la gente, no necesariamente la propiedad”, dijo Zahralvan. “Vamos a evaluar qué tan expuestos están los edificios más cercanos. Vamos a contactar a esos edificios y vamos a mover a la gente hacia lugares más seguros dentro de los edificios, en caso de que algún edifico esté expuesto a un daño potencial”.

Kevin Maloney, fundador de la urbanizadora Property Markets Group, que construye el edificio Vice, dijo por teléfono al Miami Herald que estaban trabajando para asegurar el área, no muy lejos del la emblemática Torre de la Libertad.

“Estamos tratando de saber cómo podría caer al suelo y cómo asegurarla”, dijo Maloney. La torre tiene 25 pisos.

 

No es como que puedes llamar a Pepito el de Hialeah y el va a venir a bajarlas. Solo hay unas pocas compañías que pueden hacerlo

Daniel Alfonso, administrador de la ciudad de Miami

Tomás Regalado, alcalde de Miami, dijo que la ciudad debe considerar reglas más estrictas para las grúas de construcción, aunque esto signifique más costos para los urbanistas que han revitalizado la economía de Miami.

“Es el desarrollo urbano versus las tormentas tropicales o huracanes”, dijo Regalado.”Simplemente no podemos jugar con el viento”.

No se sabe con certeza que provocó que el brazo de la grúa colapsara, pero el miércoles el administrador de la ciudad de Miami dijo que la ciudad o los contratistas no habrían podido bajar las grúas con anticipación al ciclón.

“No es como que puedes llamar a Pepito el de Hialeah y el va a venir a bajarlas. Solo hay unas pocas compañías que pueden hacerlo”, dijo Alfonso. “Hay que avisarle a la compañía con anticipación y ellos deben venir a prepararlo todo”.

Alfonso dijo que no se podía bajar 25 grúas en cuatro o cinco días. “No va a pasar, no es posible. No se quede cerca de una grúa”, agregó.

El reportero del Miami Herald Joey Flechas contribuyó con este informe.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios