Sur de la Florida

Todos estos daños y los vientos de Irma ni siquiera tuvieron fuerza de huracán en Miami y Broward

Todo el daño sufrido en Miami-Dade y Broward —los árboles y líneas eléctricas derribados, las embarcaciones hundidas, los techos volados y los apagones— probablemente fueron causados por vientos que ni siquiera tenían la fuerza de huracán.

Aunque las lecturas del Servicio Nacional de Tiempo en Miami son preliminares, muestran que el huracán Irma golpeó los dos condados con ráfagas más fuertes que vientos huracanados. Pero las mediciones técnicas de las diferentes categorías —la velocidad sostenida del viento durante un minuto— indican que el sureste de la Florida sufrió el embate de vientos fuertes de tormenta tropical.

Eso es menos de vientos sostenidos de 74 millas por hora. Alrededor del ojo de Irma en el momento de tocar tierra en los Cayos Inferiores, los vientos sostenidos se calcularon en 130 mph, que caen dentro de la categoría 4. Y los Cayos claramente fueron golpeados con más fuerza que el territorio continental. Una ráfaga de 120 mph se registró en Big Pine Key antes que un apagón interrumpiera las mediciones.

La ráfaga más fuerte registrada en Miami-Dade, tomada en el Aeropuerto Internacional de Miami y en Key Biscayne el domingo, fue de 99 mph. Eso es equivalente a un huracán de categoría 2. Sweetwater tuvo ráfagas de 96 mph, Belle Meade de 92 y Coral Gables de 90. En Broward, la ráfaga más fuerte registrada fue en Deerfield Beach, de 86 mph.

Aunque Miami-Dade y Broward se salvaron de los vientos más fuertes de Irma, la envergadura de la tormenta era tan grande y su paso duró tanto tiempo que los daños causados por los vientos fueron extensos. Y eso ni siquiera toma en cuenta la ola huracanada que inundó el downtown de Miami y otras áreas costeras.

“Las ráfagas son las que provocan los daños”, dijo Shahid Hamid, profesor de la Universidad Internacional de la Florida que estudia los huracanes. “A pesar de que estuvimos lejos del lugar donde tocó tierra, tuvimos más daños de lo esperado. La tormenta duró mucho más de lo normal”.

Andrew Hagen, meteorólogo del Servicio Nacional del Tiempo en Miami, dijo que aunque la agencia todavía está recopilando información y es muy pronto para tener detalles específicos, es seguro decir que la mayoría de Miami-Dade sufrió vientos sostenidos de tormenta tropical, de entre 55 y 70 mph.

“Muchas zonas metropolitanas en Miami-Dade y Broward tuvieron vientos de velocidad similar”, dijo Hagen. “Todos sufrieron ráfagas con fuerza de huracán”.

La velocidad más fuerte registrada en el estado fue en Naples, donde Irma tocó tierra y donde hubo ráfagas de 142 mph. En Marco Island, donde Irma tocó tierra por segunda vez tras pasar por los Cayos, se registraron vientos de 130 mph.

Las ráfagas más fuertes de Irma

El Servicio Nacional del Tiempo en Miami ha dado a conocer la lista preliminar de la velocidad de los vientos registrada cuando el huracán Irma cruzó los Cayos de la Florida y se movió hacia el norte a lo largo de la costa oeste de la Florida:

142 mph: Naples

130 mph: Marco Island

120 mph: Big Pine Key

99 mph: Aeropuerto Internacional de Miami y Key Biscayne

96 mph: Sweetwater

92 mph: Belle Meade, Coral Gables

86 mph: Deerfield Beach

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios