Sur de la Florida

Venezolanos tienen una semana varados en aeropuerto de Miami tras huracán Irma

Venezolanos desesperados quieren regresar a su país tras quedar varados en aeropuerto de Miami

Un grupo de venezolanos quedó varado en el aeropuerto internacional de Miami luego que la aerolínea Santa Bárbara cancelara los vuelos diarios que tenían planificados del viernes 8 al martes 12 de septiembre por el paso del huracán Irma por la pen
Up Next
Un grupo de venezolanos quedó varado en el aeropuerto internacional de Miami luego que la aerolínea Santa Bárbara cancelara los vuelos diarios que tenían planificados del viernes 8 al martes 12 de septiembre por el paso del huracán Irma por la pen

Una fortaleza de maletas envueltas en plástico azul se levanta frente al mostrador de Santa Bárbara Airlines en el Aeropuerto Internacional de Miami, resguardando a decenas de venezolanos que han tenido que convertir la terminal aérea en una residencia improvisada durante la última semana.

Más de 70 personas, entre niños de 5 años y mujeres de 80, quedaron varados en Miami después que la aerolínea cancelara los vuelos diarios que tenía planeados del viernes 8 al martes 12 de septiembre por el paso del huracán Irma por la Florida.

Las cancelaciones afectaron no solamente a la aerolínea venezolana, sino a todas las que volaban desde la Florida. American Airlines canceló 600 vuelos el viernes, 830 el sábado, 875 el domingo y 240 el lunes.

Sin embargo, los pasajeros de Santa Bárbara Airlines (SBA) se han encontrado con una falta de coordinación y de ayuda que los ha obligado a permanecer en el aeropuerto por varios días, a comer en los pasillos, gastando los pocos ahorros que les quedan, a dormir en el piso y hasta a asearse como pueden en los baños de la terminal. Inicialmente eran 300 pasajeros varados, pero la mayoría ha logrado comprar pasajes en otras aerolíneas.


“Tenemos pacientes hipertensos, diabéticos, a quienes se les ha acabado el tratamiento”, dijo el lunes Gillyan De Terán, quien debía haber salido el viernes 8 en la tarde. “Estamos en una situación precaria y además no nos podemos ir para ninguna parte porque si nos vamos, perdemos [el lugar de] en la cola”.

santa2 barbara lnew cmg
Un grupo de pasajeros venezolanos duerme desde hace días en el Aeropuerto Internacional de Miami sin poder volar de regreso a su país por la aerolínea Santa Bárbara Airlines. C.M. GUERRERO. cmguerrero@elnuevoherald.com

De vez en cuando, y de manera repentina, la aerolínea logra abrir espacios en sus vuelos y entonces avisa a los pasajeros que están frente al mostrador en la terminal aérea. Por eso los pasajeros que no han logrado subir a un avión o pagar pasajes con otras aerolíneas han tenido que acomodarse en el aeropuerto.

A causa de la crisis económica provocada por la inflación y el control de cambio impuesto en el 2003, viajar a Venezuela se ha vuelto una misión imposible. Cada vez más aerolíneas han anunciado su retiro del país sudamericano. Delta Airlines fue la más reciente en suspender los vuelos y el sábado 16 realizó su último trayecto Caracas-Atlanta. Al mismo tiempo, los venezolanos tienen las manos atadas ante la imposibilidad de conseguir los dólares necesarios para comprar pasajes con las pocas aerolíneas que siguen viajando a Venezuela.

Además de la incomodidad de “vivir en el aeropuerto” o de la espera que no acaba, muchos de los venezolanos están preocupados por otro asunto: su estatus migratorio. Juliani Massedo contó desesperada que el jueves 21 se le vencen los 90 días válidos de su visa de turista. “Tengo viniendo aquí desde antes de Irma, dos semanas antes, y no había vuelos, todos estaban congestionados y me dijeron que tenía que esperar”, comentó.


“¿Qué puedo hacer yo? No voy a poder entrar más a Estados Unidos por culpa de ellos”, indicó, reclamo al que se unieron otros afectados cuyas visas se vencen el 22 y el 27 de septiembre.

Ante esta situación, ¿cuál ha sido la respuesta de la empresa para los pasajeros? “Nos ignoran”, exclamó Manuel Arévalo. “Se te ríen en la cara, se te burlan, se dan la media vuelta y te ignoran”.

Por su parte, De Terán contó que una supervisora de la aerolínea les dijo que estaban en el limbo para la compañía y que “uno cuando salía [al extranjero] tenía que tener suficiente dinero para la contingencia, y que si no teníamos que nos fuéramos a un refugio”.

Otros afectados comentaron que unos empleados de la aerolínea les habían sugerido que se fueran a casas de amigos o familiares “ya que en Miami viven muchos venezolanos”.

El grupo indicó además que el lunes por la mañana otro empleado les dijo con desdén que no tenía nueva información para ellos y entonces le hizo señal con las manos para que se alejaran. “Como a los perros”, añadió Beniamina Di Marino.

santa3 barbara lnew cmg
Beniamina Di Marino, a la izquierda, y otros pasajeros se quejan del trato que les ha dado la aerolínea Santa Bárbara Airlines en el Aeropuerto Internacional de Miami. C.M. GUERRERO. cmguerrero@elnuevoherald.com

El Nuevo Herald intentó infructuosamente contactar a los representantes de Santa Bárbara Airlines. En el aeropuerto, la supervisora indicó que no podía dar declaraciones y luego hizo caso omiso de los reporteros, pretendiendo hablar con otro empleado.

En un comunicado publicado en Twitter, la aerolínea informó el sábado que realizaron dos vuelos especiales en laruta Miami-Caracas para trasladar a los pasajeros que no habían podido regresar a Venezuela por el huracán Irma.

Los venezolanos varados en el aeropuerto no niegan que se hayan realizado esos dos vuelos especiales, pero aseguran que los usaron para llevar a pasajeros que habían quedado rezagados de otros vuelos. El problema, aseguran, es que la aerolínea vende boletos para dos vuelos diarios pero solamente sale uno, por lo que gente varada se va acumulando.


Desde ese comunicado, los empleados de la aerolínea han ayudado aún menos, según los pasajeros, argumentando que los varados se fueron en los vuelos especiales. “Si es así, ¿qué hacemos aquí”, exclamó indignado uno de los afectados.

En ese mismo comunicado por Twitter, la aerolínea indica que “de acuerdo con las regulaciones nacionales e internacionales de aviación, cuando la cancelación es ocasionada por fenómenos meteorológicos (causas ajenas a la aerolínea) los pasajeros afectados deben reprogramar su vuelo sujeto a disponibilidad”.

Al ser consultado sobre la situación, el vocero del Aeropuerto Internacional de Miami, Greg Chin, respondió que “es responsabilidad de Santa Bárbara Airlines hospedar a sus pasajeros con boletos”.

Siga a Johanna A. Álvarez en Twitter: @jalvarez8.

  Comentarios