Sur de la Florida

Congresista de Miami ha recibido varias amenazas tras denunciar comentario de Trump a familiares de soldado caído

La esposa embarazada del sargento caído La David Johnson llora sobre el ataúd de su esposo en Miami.
La esposa embarazada del sargento caído La David Johnson llora sobre el ataúd de su esposo en Miami.

La controversia sobre la llamada telefónica que hizo el presidente Donald Trump a la esposa del sargento del ejército La David Johnson de Miami Gardens, provocó que la oficina de la congresista Frederica Wilson en Washington DC recibiera múltiples amenazas.

La oficina de la Congresista Wilson alertó a la policía del Capitolio, a la policía de Miami Gardens y a la división de amenazas de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos sobre las amenazas. La oficina está ahora recibiendo protección.

Según el ejército, la unidad de Fuerzas Especiales de Johnson estaban ayudando y asesorando a los nigerinos en el trato a grupos terroristas. Las fuerzas de Estados Unidos y Níger en una patrulla conjunta estaban dejando una reunión con líderes tribales cuando fueron emboscados por entre 40 y 50 militantes que se cree están vinculados al Estado Islámico. El sargento Johnson y otros tres soldados fueron asesinados.

AFP_TI2OQ
Foto difundida por el Departamento de Defensa de EEUU del sargento La David Johnson, de Miami Gardens, que murió el 4 de octubre de 2017. - AFP/Getty Images

El martes, Johnson regresó a su hogar a Miami por última vez. Su mujer embarazada, Myeshia, sollozó sobre su ataúd con el corazón roto. Pero un poco más de una hora antes, Myeshia recibió una llamada telefónica de cinco minutos del presidente Trump que llamó para expresar sus condolencias.

La congresista Wilson, que estaba en el automóvil con la viuda de Johnson durante la llamada, dijo que estaba perturbada por lo que escuchó.

“Lo escuché decir: ‘bueno, él sabía para lo que se alistaba, pero todavía duele’ y no podía creerlo”, dijo la congresista.

La tía del sargento Johnson, que lo crió después de que su madre murió cuando era niño, le dijo al Washington Post que respaldaba a la congresista.

“El presidente Trump no respetó a mi hijo, a mi hija ni también a mi esposo o a mí”, dijo Cowanda Jones-Johnson al Post.

El miércoles por la tarde, el presidente Trump lo negó todo.

“Tuve una conversación muy agradable con la mujer, con la esposa, sonaba como una mujer encantadora, no dije lo que dijo esa congresista, no lo dije en absoluto. Ella lo sabe”, dijo.

Para finales de este miércoles, Wilson, que conoció al sargento Johnson y a su familia durante años, dejó claro que quería superar la polémica de la llamada telefónica y concentrarse en el sacrificio de este joven asesinado a manos de extremistas mientras servía a su país en Níger.

En una declaración, ella dijo: “En lugar de participar en una mezquina guerra de palabras con el Sr. Trump, es mucho más importante abrazar y apoyar a las familias y honrar a estos héroes caídos”.

La representante Wilson debería estar en Miami-Dade el jueves.

  Comentarios