Sur de la Florida

Mentiras, nexos chavistas y cámaras en semáforos: una campaña política en Miami tan dura que hasta los padres intervienen

Joe Carollo y su madre Graciela Carollo. Tomás N. “Tommy” Regalado y su padre, el alcalde Tomás P. Regalado
Joe Carollo y su madre Graciela Carollo. Tomás N. “Tommy” Regalado y su padre, el alcalde Tomás P. Regalado Archivo

Las crecientes tensiones entre dos dinastías políticas combatiendo por el mismo asiento en la comisión de la ciudad de Miami finalmente se desbordaron mucho antes del día de las elecciones, haciendo llegar décadas de resentimientos a los buzones de los votantes y las pantallas de televisión.

El ex alcalde Joe Carollo y Tomás N. “Tommy” Regalado, el hijo del actual alcalde de Miami, comenzaron a atacarse mutuamente justo cuando las boletas de voto en ausencia comienzan a llegar a La Pequeña Habana y West Brickell, donde los votantes deberán elegir entre siete candidatos para reemplazar a Frank Carollo, el hermano menor de Joe.

Zoraida Barreiro, Alex Domínguez, Alfonso “Alfie” León, Miguel Solimán y José Suárez son los otros candidatos en la contienda del 7 de noviembre. Pero Carollo y Regalado parecen ignorar a todos los demás. A través de sus campañas, se han acusado mutuamente de mentiras, nexos con comunistas, difamación e intimidación política.

Las cosas han llegado a tal extremo, que hasta los padres de los candidatos se han involucrado.

Carollo lanzó el primer golpe. aunque asegura que se trató de un ataque preventivo.

Este mes, su campaña distribuyó material por correo con una carta de su madre Graciela Carollo, de 89 años, acusando a Regalado de tratar de engañar a los votantes para que crean que están votando por su padre al usar su nombre de pila en la campaña en lugar de su apodo. Advirtió que Regalado planeaba atacar a su hijo a través de un grupo respaldado con fondos de cabilderos por las cámaras en los semáforos e intereses especiales vinculados al régimen chavista de Venezuela.

“¡Estas personas tratarán de ensuciarlo y difamarlo con mentiras y engaños completamente falsos!”, escribió.

Luego, Carollo envió una segunda ronda de materiales por correo a través de su comité político, acusando a Regalado hijo de ser “un mentiroso compulsivo” con “delirios de grandeza”. Uno de los materiales incluye una burda caricatura del candidato en pañales. El anuncio les dice a los votantes que Regalado miente al decir que ha sido periodista por 30 años, engaña sobre su estatus como miembro auxiliar del Servicio Guardacostas y asegura que su padre se movilizó para conseguirle una “botella” (un trabajo ficticio) en TV Martí.

“El tipo está mintiendo sobre todo y es un patrón. Es un patrón compulsivo”, dijo Carollo en una entrevista. “Francamente, aunque es un hombre hecho y derecho, de 44 años, actúa y se comporta como un niño, como un adolescente”.

Regalado respondió rápidamente. En este caso el alcalde.

En su propia carta a los votantes dada conocer por la campaña de su hijo, el alcalde Tomás P. Regalado dijo que Carollo es el mentiroso. Regalado destacó la historia de su propio padre como prisionero político en la Cuba de Fidel Castro y dijo que la acusación de que su hijo había recibido dinero de los operadores de las cámaras de semáforos era una “total falsedad”. Aseguró, por su parte, que Carollo era el administrador de Doral cuando la ciudad comenzó a instalar sus propias cámaras.

“Se que Graciela no escribió eso. Ella es una buena mujer”, escribió el alcalde en referencia a la madre de Carollo. “Pero ahí vemos al mismo Joe Carollo. El que siempre ha pasado su vida política atacando a todos, acusando a todos, creando conflictos”.

Regalado, el candidato, dijo el miércoles en una entrevista que está tratando de mantener una actitud positiva y de enfocarse en los asuntos de la campaña, pero que respondería. Más tarde, su campaña dio a conocer un comunicado evocando el apodo de “Crazy Joe” (Joe El Loco) que utilizaban sus enemigos durante en sus anteriores periodos en la municipalidad, y lo acusó de “abuso de poder, beneficiarse de los contribuyentes y usar recursos del gobierno para intimidar a sus oponentes políticos”.

También se refirió a otro ataque de Carollo, este en televisión, en el que denuncia más presuntos nexos comunistas.

“Es patético que el político de carrera Joe Carollo, por cuarta vez en menos de una semana, haya recurrido a falsas acusaciones y ataques negativos. Esto muestra que Joe dirá cualquier cosa y hará cualquier cosa, sin importar que tan ridícula o falsa sea, para tratar de llamar la atención”, señaló el comunicado.

Los dimes y diretes son sólo el último capitulo de una antigua rivaidad que se inició a mediados de la década de los 90, cuando Carollo y Regalado, el padre, crearon una alianza política que pronto devino en enemistad. Y las heridas siguen abiertas: el año pasado, Carollo trabajó para la campaña del alcalde del condado, Carlos Giménez, quien derrotó a Raquel Regalado, hija del acalde de Miami. Este verano, Giménez se comprometió a recaudar fondos para el comité político de Carollo, Miami First.

El reportero Andrés Viglucci del Miami Herald contribuyó a esta historia

  Comentarios