Sur de la Florida

En Miami cobran $89 por quitarle la 'bota' a su carro. Ahora la multa se podría reducir a la mitad

Una 'bota' de este tipo inmoviliza un auto que pueda estar mal estacionado
Una 'bota' de este tipo inmoviliza un auto que pueda estar mal estacionado Cortesía Univisión 23

Los comisionados de la ciudad de Miami decidirán el jueves si reducen de $89 a $40 la multa que cobran las compañías que inmovilizan autos en estacionamientos privados, instalando los dispositivos conocidos como botas.

La propuesta es parte de una serie de cambios que buscan endurecer las reglas que deben seguir las empresas dedicadas a inmovilizar vehículos. Los comisionados votarán a favor o en contra de la rebaja durante la reunión municipal del jueves en el ayuntamiento de Miami, en 3500 Pan American Drive, a partir de las 9 a.m. En una votación preliminar el 28 de septiembre la propuesta de la oficina del acalde Tomás Regalado fue aprobada de manera unánime.

La ordenanza además obligaría a las empresas a colocar letreros que claramente dejen saber a los conductores que sus vehículos podrían ser inmovilizados. También deberán incluir una notificación de advertencia en la ventana de los automóviles a los que le coloquen las botas en las llantas, con la información de contacto de la empresa que colocó el dispositivo y el precio que deben pagar para removerlo.

También cambiara la manera en que estas compañías reportan sus actividades a la ciudad. Si se aprueban las nuevas reglas, las compañías estarán obligadas a contactar al Departamento de Policía de Miami 30 minutos después de que inmovilicen un vehículo y deberán reportar la información sobre cada automóvil, así como el numero de chapa. La ciudad implementará un sistema electrónico para administrar los reportes.

Los cambios surgen luego de que una investigación de Univisión 23 revelara presuntas prácticas abusivas por parte de las empresas de botas, incluyendo un supuesto robo de dinero público que ahora es investigado por la Fiscalía de Miami-Dade.

Durante la votación preliminar del 28 de septiembre varios representantes de compañías que inmovilizan vehículos se opusieron a la propuesta, argumentando, entre otras cosas, que toda una industria no debería sufrir las consecuencias de los errores de algunas “manzanas podridas”.

La investigación periodística reveló que la industria estaba tan fuera de control en Miami, que al menos dos empresas no pagaron a la ciudad la parte correspondiente de las multas. La empresa Elite Booting nunca había entregado reportes o pagos, desde que empezó a operar en Miami, en marzo del 2016. Elite debía $186,000 en dinero público que solo pagó luego de que el canal de televisión alertó sobre la deuda.

Su competencia, Premier Booting sí realizó pagos, pero una revisión de sus reportes reveló que la empresa omitió algunas de las multas. Ahora detectives tratan de determinar si esta empresa alteró los reportes de multas de manera intencional y sistemática, para así evitar pagar el cargo administrativo obligatorio.

Bajo el sistema actual, las empresas pueden colocar los dispositivos para inmovilizar las llantas de los vehículos estacionados ilegalmente, y la ciudad les permite cobrar a los conductores hasta $89 por vehículo para quitar los aparatos. Por cada multa las empresas deben pagar $25 a la ciudad.

Si la ordenanza es aprobada la ciudad ahora recibiría $15 por cada $40 que cobren las compañías, como un cargo administrativo.

Siga a Brenda Medina en Twitter: @BrendaMedinar

  Comentarios