Sur de la Florida

El FBI detiene a cuatro policías de Broward

Cuatro policías de Hollywood fueron arrestados ayer por agentes federales, acusados de darle protección y negociar con drogas y dinero en lo que creían era un grupo del crimen organizado, pero en realidad era una operación encubierta de la Agencia Federal de Investigaciones (FBI), informó una fuente policial.

Todavía no se sabe con exactitud si Kevin Companion, Jeff Courtney, Steve Harrison y Tom Simcox, todos veteranos de la policía de Hollywood, habían sido llevados ayer detenidos para una prisión federal, pero es innegable que la noticia de los arrestos estremeció al departamento y la alcaldía.

``Ha sido un golpe muy duro para todos nosotros. Todavía algunos no

podemos creerlo'', expresó el capitán Tony Rode, portavoz de la policía. ``Es realmente una locura".

Pocos detalles se dieron a conocer de la pesquisa, pero Cameron Benson, administrador de la ciudad, señaló que sabía que el FBI llevaba alrededor de dos años preparando la operación. La alcaldesa Mara Giulianti supo del operativo hace algunas semanas, y apuntó que estaba ``bastante convencida de que había pruebas contundentes de que, en efecto, los cuatro policías habían participado en actividades ilícitas.

El FBI informó que convocó una conferencia de prensa para hoy a las 11 a.m. frente al edificio federal en el centro de Fort Lauderdale, donde se espera que los encargados del caso brinden más detalles de lo sucedido.

''Estos cuatro individuos se deshonraron a sí mismos y también deshonraron a sus compañeros'', dijo Giulianti. ``Es una verdadera verguenza para los hombres y mujeres que trabajan en nuestra ciudad. Es algo muy doloroso''.

Dick Brickman, presidente de la Asociación Benevolente de la Policía del Condado Broward, dijo que se enteró del arresto ayer por la noche cuando otros policías le contaron lo que había ocurrido.

Brickman dijo que no sabía con exactitud cuáles eran las acusaciones específicas, pero agregó que no tenían relación con los empleos de los policías arrestados, y que por consiguiente no contarían con ninguna representación del sindicato de policías. ''Según entiendo, se trata de acusaciones muy serias'', expresó Brickman. ``Es una situación muy delicada la que tenemos entre manos en estos momentos''.

La presunta corrupción en el departamento de policía sucede justo en un momento en que el Ayuntamiento está lidiando con acusaciones similares.

Una mujer que respondió el teléfono ayer por la noche en casa de Courtney colgó de inmediato después que la persona que llamó se identificó como reportero de The Miami Herald. Entretanto, las llamadas que se hicieron a la casa de Companion no se devolvieron.

Harrison, de 46 años, y Simcox, de 50 años, no pudieron ser localizados.

No es primera vez que el Departamento de Policía de Hollywood tiene un escándalo de este tipo, toda vez que ha habido incidentes parecidos en años pasados.

--------------------------------------------------------------------------------

  Comentarios