Sur de la Florida

Espectacular rescate en plena I-95

Los tres empezaban a disfrutar de su día de descanso.

Gina Bascone, agente del Departamento de Policía de Broward (BSO), regresaba a su casa después de un día de trabajo en una escuela del condado. Por su parte, David DiPetrillo y Robert Soto, bomberos de Fort Lauderdale, se dirigían a buscar la camioneta de Soto.

Fue entonces cuando un espectacular y terrible accidente los unió ayer como un improvisado equipo de rescate en medio de la autopista I-95.

Poco después de las 3:15 p.m., Julianne E. Ford, de 29 años, vecina de Fort Lauderdale, perdió el control de su Nissan Altima del 2002 mientras conducía por la senda de la derecha un poco al norte de Atlantic Boulevard en Pompano Beach, según la Patrulla de Caminos de la Florida (FHP).

El automóvil atravesó varios carriles, impactando un camión que llevaba una carga de llantas para la empresa Boulevard Tire of Miami. El camión se fue de lado, chocó contra una pared y se volcó de su lado, dijo la FHP. Poco después, estalló en llamas y el conductor quedó atrapado dentro.

También en dirección norte, en un auto patrullero del BSO, iba Bascone, de 32 años, que vio el vehículo encenderse.

Bascone salió del patrullero y corrió hacia el fuego con un extinguidor de fuego en sus manos. Trató de apagar las llamas, pero eran demasiado intensas.

''Pensé que era una locura, pero al mismo tiempo ni me detuve a pensarlo. Es parte de mi trabajo'', dijo.

Mientras tanto, David DiPetrillo, de 57 años y jefe de batallón de los bomberos, y el bombero-paramédico Robert Soto, de 38 años, iban hacia el sur por la I-95. Regresaban a la principal estación de bomberos de Fort Lauderdale para buscar allí el automóvil de Soto.

Los dos vieron que salía humo del lado norte, y luego vieron el camion envuelto en llamas, expresó Soto.Los dos hombres se detuvieron en la cuneta de la izquierda, saltaron la barrera de separación, y corrieron a ayudar.

Pero nadie podia acercarse al camión. Las llamas los obligaban a mantenerse alejados. De alguna forma, el chofer del camión pudo salir del vehículo y cayó en el asfalto, dijoSoto.

Incluso ya fuera del camión encendido, el cuerpo del hombre todavía continuaba ardiendo.

El hombre se las arregló para alejarse un poco de las llamas, y Soto y Bascone pudieron sacarlo del lugar. DiPetrillo se acercó y los ayudó, en tanto el camión explotaba.

Minutos después, llegaron los bomberos de Pompano Beach y apagaron el incendio, dijo Sandra King, portavoz del departamento.

El tráfico estuvo detenido durante horas. Hubo un momento de embotellamiento en que todas las sendas en dirección norte y tres en dirección sur estuvieron cerradas. Los carriles volvieron a abrirse alrededor de las 9 p.m.

El conductor del camion, de 54 años, y Ford, la conductora que provocó el accidente, fueron llevados al Hospital North Broward Medical Center. Posteriormente, el hombre fue trasladado a la Unidad de Quemados del Hospital Jackson Memorial Hospital, donde se reportó en estado de gravedad, con quemaduras en 90 por ciento del cuerpo.

Los tres héroes del violento incidente le restaron importancia a sus acciones, argumentando que sus colegas hubieran hecho lo mismo.

''Estamos entrenados para tratar de ayudar a la gente y salvar vidas '', dijo Soto.

  Comentarios