Sur de la Florida

Familia asesinada en el Turnpike vinculada al narcotráfico

La familia asesinada en el Turnpike de la Florida el año pasado estaba vinculada a una de las redes de narcotráfico más grandes de toda la costa este del país, según dijeron las autoridades.

José Luis Escobedo, de 28 años; su esposa, Yessica, de 25 años; y sus hijos Luis Damián, de tres años, y Luis Julián, de cuatro, fueron hallados muertos a tiros el pasado 13 de octubre en un tramo del Turnpike cerca de Port St. Lucie.

Luego de un encausamiento federal donde se acusó a dos hombres de las cuatro muertes, Ken Mascara, jefe de la policía del Condado St. Lucie, dijo ayer que José Luis Escobedo y su hermano, José Manuel Escobedo, formaban parte de un gigantesca organización de narcotráfico.

''Se trata probablemente de una de las redes de narcotráfico más grandes, no sólo de la Florida, sino de todo el este de Estados Unidos'', expresó Mascara.

José Manuel Escobedo escapó de una penitenciaría federal el año pasado tras haber sido sentenciado en el 2003 a 10 años de cárcel por conspiración para distribuir cocaína.

Ricardo Sánchez y Daniel Troya, ambos de 23, fueron formalmente acusados el miércoles de secuestro a mano armada que terminó en asesinato, así como utilizar un arma de fuego para cometer un crimen violento, de acuerdo con el encausamiento federal. Igualmente, la policía tiene arrestados a otras cuatro personas que se cree está conectada con la masacre.

Sánchez y Troya han estado detenidos desde su captura el 26 de octubre por posesión de narcóticos. A los dos se les ha negado la libertad bajo fianza.

Mascara dijo que los sospechosos del crimen trabajaban para los hermanos Escobedo.

  Comentarios