Sur de la Florida

Se investiga incendio donde murió una mujer

Bastante fuera de los límites urbanos del Condado Miami-Dade, la casa de Redland que se quemó el sábado pasado, y donde murió una mujer de 71 años y cuatro de sus mascotas, se hallaba a siete millas del hidrante más cercano y lejos de calles pavimentadas.

''Es una situación muy desafortunada'', dijo el comisionado de Miami-Dade, Dennis Moss. ''Hay que tener mucho cuidado, ya que es un área muy alejada de todo''.

La anciana, Maria Pratt, pereció en el incendio junto a cuatro de sus perros dentro de la casa de madera ubicada en 20401 SW 198 Avenue, donded la mujer vivía desde 1978.

Mientras el fuego devoraba la vivienda, Joseph Pratt, de 80 años, pudo salir de la casa, en tanto su esposa llamaba al número de emergencia 911.

La primera de las cuatro unidades de bomberos llegó 15 minutos después que se hizo la llamada. Las otras tres llegaron un poco más tarde.

El primer camión de bomberos llegó procedente de una estación relativamente nueva, las más cercana a la casa de los Pratts, pero a 45 cuadras de distancia al sur, en Krome Avenue y la calle 248 del suroeste.

Elizabeth Calzadilla-Fiallo, portavoz del Departamento de Bomberos y Rescates de Miami-Dade, dijo que el tiempo promedio para responder una llamada en un área urbana es de seis minutos, pero en el área rural donde estaba la casa del matrimonio Pratt es de poco más de 12 minutos.

''Hay que saber dónde uno decide vivir'', dijo la portavoz. ''Lo cierto es que si una persona vive en un área rural, se está privando de algunos servicios básicos''.

Por su parte, Jenny Pratt, hija del matrimonio, expresó su sorpresa al descubrir lo lejos que está la casa de sus padres del hidrante más cercano.

''Toda su vida él ha sido un campesino. Es lo que le gusta hacer'', dijo la mujer. ''Es muy tarde para que vaya a hacer cambios en su vida''.

Joseph Pratt debió mudarse temporalmente a casa de un familiar. Entretanto, funcionarios de los bomberos están investigando lo ocurrido y qué pudo haber causado el incendio.

  Comentarios