Sur de la Florida

Choca autobús contra iglesia en La Pequeña Habana

Esta mañana, cuando llegó a su iglesia, el reverendo Benjamín Aguilar hizo un asombroso descubrimiento: un autobús de Miami-Dade se había estrellado contra el edificio.

''Me quedé pasmado'', dijo Aguilar. "Nunca en mi vida había visto nada parecido".

Según Segundo Fallat, supervisor de tránsito del Departamento de Tránsito de Miami-Dade, el accidente ocurrió cuando el autobús, donde solo viajaba la conductora que lo manejaba, chocó contra una camioneta blanca cerca de las 4:40 a.m. en la Calle Ocho y la avenida 12 del suroeste.

El autobús de 40,000 libras, conducido por Margaret Worsley, de 48 años, tropezó luego contra una división de concreto y por último impactó el edificio, la Iglesia del Dios Vivo: La Luz del Mundo. El autobús lanzó por todo el salón cristales, metal, plástico, agua, concreto y señales de tráfico.

Afortunadamente en el momento del accidente, la iglesia estaba vacía.

Worsley debió ser transportada al Hospital Jackson Memorial para ser examinada y atendida. La conductora de la camioneta, Leidy Sánchez Pérez, de 34 años, fue a su vez llevada al Hospital Mercy. Ambas mujeres fueron atendidas por lesioness menores.

La policía de Miami dijo que los investigadores están teniendo dificultades para determinar de quién fue la culpa de lo ocurrido, ya que ambas mujeres afirman que tenían la preferencia de la luz verde.

El autobús tuvo que ser remolcado, pero no antes de que llegaran los primeros feligreses para el servicio de las 5 a.m.

Aguilar pasó las primeras horas de la mañana llamando a los miembros de su congregación para que lo fueran a ayudar con las labores de limpieza y a cerrar el enorme agujero que quedó en la pared.

''Trataremos de tener servicios esta noche'', dijo. "Por lo menos el autobús no impactó el púlpito''.

  Comentarios