Sur de la Florida

Hombre furioso le dispara a gerente sólo porque quería más chili

El gerente de un restaurante de comidas rápidas Wendy's casi pierde la vida en las primeras horas de hoy a manos de un cliente irritado.

¿La causa?

Salsa de chilli. El agresor quería mucha más.

Según la policía de Miami-Dade police, poco después de la medianoche, un hombre estaba en su automóvil comprando por la ventanilla de un restaurante Wendy ubicado en el 18181 NW 27 Avenue. Justo en el momento en que recogía su comida le dijo a la cajera que lo atendía que quería más salsa chili.

Cuando la cajera no le dio lo que pedía, empezó a discutir acaloradamente con ella.

Después, cuando obtuvo la salsa que quería, dijo que quería aun más.

La cajera le explicó que la política del restaurante prohíbe que un cliente reciba más de tres sobrecitos.

El cliente insistía que quería 10.

La mujer por fin lo complació, pero el sujeto seguía peleando.

La cajera le dijo que estacionara el auto para que el gerente del establecimiento pudiera hablar con él.

''El administrador salió para informarle acerca de las reglas de la compañía, y lo que el individuo hizo fue dispararle varias veces'', dijo Mary Walters, portavoz de la policía de Miami-Dade.

El gerente resultó herido en un brazo y tuvo que ser transportado al Centro de Traumas Ryder, del Hospital Jackson Memorial. Se espera que el hombre se recupere bien de sus heridas.

El furioso cliente escapó en un vehículo color marrón de cuatro puertas con una pasajera.

Las autoridades no han dado más detalles de lo ocurrido.

  Comentarios