Sur de la Florida

Muere a tiros otro policía en la Florida

BRANDON, Florida – Un policía del Condado Hillsborough murió baleado en su auto patrullero en las primeras horas de hoy por un hombre que luego se atrincheró en una casa y fue ultimado a balazos por agentes del equipo SWAT, dijeron las autoridades.

Un testigo informó que estaba manejando junto al patrullero conducido por el sargento Ron Harrison a alrededor de la 1:30 a.m. cuando escuchó disparos, según narró el jefe de policía David Gee. La mujer dijo que el patrullero de Harrison rozó su vehículo cuando le pasó por al lado y luego cruzó una calle y se estrelló contra un árbol.

Harrison, de 55 años, fue declarado muerto en el Hospital Brandon Community, informó un portavoz de la policía. Harrison es el tercer policía en ser agredido a tiros en la Florida en los últimos 10 días y el segundo en morir.

"No se sabe si el pistolero estaba en un carro o si emboscó al agente desde la calle", dijo Gee. "En estos momentos, todo está muy complicado para decir cómo ocurrió".

Harrison había estado conduciendo un punto de chequeo para detectar choferes ebrios al este de Tampa. Después que fue alcanzado por los proyectiles, activó las luces del auto patrullero, pero no notificó a los despachadores que había sido mortalmente herido, agregó Gee.

"Tal vez trató de ir por sí mismo al hospital, sin poder llamar por el radio", dijo Gee. "Sus heridas eran muy graves, el tipo de herida que enseguida lo incapacitaron".

Al mismo tiempo, las autoridades recibieron una llamada de otra mujer que dijo que su novio le había dicho que había estado envuelto en un tiroteo con un policía, dijo Gee, y le dio la dirección dode estaba el sujeto.

La policía encontró al hombre atrincherado en una casa y determinó que en efecto el individuo había tenido que ver con la muerte de Harrison, añadió Gee.

El hombre recibió a las autoridades disparándoles y posteriormente resultó muerto por los agentes del SWAT que lo alcanzaron a través de una ventana.

Harrison, padre de cuatro hijos, hubiera celebrado su 21 aniversario con el departamento de policía este próximo viernes. Su muerte es la primera de un policía en el condado desde 1981, dijo Gee.

A unas 200 millas de distancia, el sargento de la policía de Broward Chris Reyka, de 51 años, resultó herido de muerte el viernes pasado mientras investigaba vehículos robados en un parqueo de una farmacia Walgreens en Pompano Beach. El sospechoso, que logró escapar en un auto blanco de cuatro puertas le disparó al menos cinco veces y sigue fugitivo.

Por otra parte, el pasado 6 de agosto, en una parada rutinaria de tránsito, un motociclista le disparó al policía Maury Hernández. El sospechoso fue arrestado momentos después en un condiminio cercano. Hernández, de 28 años, continúa hospitalizado y se debate entre la vida y la muerte.

  Comentarios