Sur de la Florida

Cocodrilo de un canal se come a perro boxer

Un extraño cocodrilo se había convertido en una especie de mascota en una acomodada barriada de CoralGables desde que hace dos años se mudó a los canales de la zona.

Todo, sin embargo, cambió la semana pasada cuando el enorme reptil de 10 pies de largo mató a un perro yaadulto de la raza boxer, al que capturó en el patio trasero de una casa de Gables.

''El cocodrilo estuvo tres días nadando por los canales con el cuerpo del perro en la boca'', dijo ayer Ann Marie Millar, residente del áreaa. "Verlo fue algo muy desagradable. Terrible''.

Los hijos de Millar y otros chicos que viven cerca del callejón sin salida de Tagus Avenue acostumbraban ajugar cerca de los canales y a pasear a sus perros a lo largo del agua.Los residentes vieron por primera vez al cocodrilo hace dos años, después del paso de los huracanesKatrina y Wilma, pero nunca le prestaron mucha atención hasta que sucedió el ataque la semana pasada.

Aunque los obligó a jugar fuera del agua, el dócil reptil nunca había dado motivos para que los chicostuvieran también que permanecer fuera de los patios.

Después de lo que ocurrió con el perro, los vecinos quieren que el cocodrilo se vaya del lugar. Y rápido.

La Asociación de Vecinos llamó a la Comisión de Peces y Conservación de la Vida Silvestre de la Florida, queenvió dos biólogos para que investigaran cuál era la situación.

''Identificamos al cocodrilo y confirmamos que en efecto había un perro muerto en el área'', dijo JorgePino, portavoz de la agencia.

Los cocodrilos son una expecie en peligro de extinción, de la cual se estima que sólo alrededor de1,000 viven en la Florida, señaló Pino.

''Todo el que viva cerca de un río o un canal tiene que tener sentido común'', dijo el portavoz. "Losperros, los gatos y cualquier otro animal pequeño serán considerados como un manjar por cocodrilos,caimanes y serpientes de gran tamaño. Es necesario que las mascotas estén alejadas de los canales''.

Los biólogos se encargaron de preparar trampas con intestinos de puerco para tratar de capturar alreptil, expresó Pino. Cada dos o tres días han regresado para chequear las trampas y volver a poneren ellas la carnada, pero hasta el momento no se ha podido atrapar al cocodrilo y los residentes comienzana ponerse inquietos.

''Los he visto moviendo las trampas, pero no han estado mucho rato allí'', dijo Roberta Price, vecinade la zona.

Por su parte, Millar agregó: "No me pareció que estuvieran muy dispuestos a querer capturar al reptilasesino''

''Es posible que ya se haya ido del canal'', dijo Pino. "Pero vamos a seguir tratando de encontrarlo. Yestaremos alertas''.

  Comentarios