Sur de la Florida

Empieza la universidad adolescente que enfrenta deportación

Mientras el mes pasado batallaba contra la posibilidad de ser deportado, Juan Gómez dudó que alguna vez podría asistir a una universidad en Estados Unidos.

Sin embargo, en la mañana de hoy, el chico de 18 años graduado con honores de la Escuela Secundaria Killian,llegó al recinto Kendall de la Universidad Miami Dade (MDC), sonriente y listo para emprender una nueva jornada en su vida.

Las cámaras de televisión y de los reporteros gráficos rodearon a Gómez desde que llegó a la escuela.

A pesar de la atmósfera de festividad y alegría en su primer día como estudiante universitario, el futuro de Gómez de cualquier modo continúa en un limbo legal. El reloj avanza en el permiso para permanecer en el país45 días sin ser deportado que se le otorgó a él y a su familia.

Gómez y Alex, su hermano mayor, ambos colombianos de nacimiento, llegaron a EEUU como bebés. Sus padres se quedaron más tiempo que el que les permitían legalmente sus visas, y los dos niños crecieron en el sur de la Florida. Juan Gómez descolló como un estudiante extraordinario, en tanto su hermano Alex se destacaba en los deportes.

El pasado mes de julio, la policía de inmigración detuvo a los muchachos y a sus padres en su casa de Kendall y las autoridades iniciaron los procedimientos para deportarlos a todos.

Sin embargo, los amigos y compañeros de estudios de ambos adolescents unieron sus fuerzas para lanzar una campaña nacional para evitar que fueran devueltos a su país de origen. El gran revuelo llamó la atención delrepresentante Lincoln Díaz-Balart, quien a principios de agostoo, presentó un proyecto de ley privado a favor de los dos hermanos.

Las autoridades de inmigración le dieron a la familia un plazo de 45 días mientras el Congreso discute la legislación propuesta por el representante republicano de Miami. La fecha límite es el próximo 14 de septiembre.

Las posibilidades, no obstante, están en contra de ellos. En la última década, solo unos pocos proyectos de ley de este tipo han sido aprobados por el Congreso. Por otra parte la llamada Ley DREAM -una legislación que le abriría el camino a la ciudadanía a los hijos de inmigrantes ilegales- se enfrenta a un fuerte oposición por parte de lesgisladores conservadores.

  Comentarios