Sur de la Florida

Más de 150 arrestados en redadas en el Pequeño Haití

Las autoridades dijeron hoy que arrestaron a más de 150 personas, hicieron redadas en 46 casas que eran focos de narcotráfico y se apoderaron de 11 armas de fuego durante el mes pasado en diversas operaciones dirigidas a eliminar los delitos en la zona de Miami conocida como el Pequeño Haití.

Llamada Operación Cazapandillas, la policía y la fiscalía tienen pensado anunciar los resultados de los operativos en horas de la tarde de hoy en una conferencia de prensa.

Las redadas se realizaron como parte de una batalla contra la violencia existente en el Pequeño Haití y otras partes del norte de Miami-Dade.

''Es una verdadera verguenza para el Pequeño Haití. Los residentes están simplemente aterrorizados de hablar con las autoridades, de buscar ayuda. Los pandilleros dominan el barrio y han amenazado a sus familias'', dijo la fiscal estatal de Miami-Dade Katherine Fernández Rundle.

La operación comenzó cuando equipos especiales SWAT de varios departamentos policíacos arrestaron a 20importantes jefes pandilleros, penetrando en casas que se utilizan para vender drogas por todo el área.

Luego, las fuerzas conjuntas empezaron a efectuar barridas, arrestando a violadores por distintos delitos como posesión de armas de fuego.

La Operación Cazapandillas estuvo integrada por la Fuerza de Ataque de la Fiscalía Estatal de Miami-Dade, el Departamento de Policía de Miami y efectivos de varios otros departamentos.

De igual modo, se incautaron 547 gramos de cocaína y 1,850 gramos de marihuana.

En los dos últimos años, el Pequeño Haití ha ha estado plagado de balaceras, robos, negocios ilícitos, ventade narcóticos, y a principios de este verano una ola inusitada de violencia se desató sobre la zona.El comandante de la policía de Miami David Magnusson, que dirige el distrito del Pequeño Haití, dijo que lasredadas han tenido un efecto significativo en la reducción de los crímenes y delitos. Magnusson señalóque desde hace 74 días no se comete un asesinato en la barriada.

''Es la proverbial nalgada para que se calme el niño lo que se necesitaba'', dijo Magnusson. "Hemos estadoatacando a estos delincuentes de forma constante''.

Las autoridades esperan ir todavía más lejos en estos operativos.

La Fiscalía Estatal está considerando la opción de enviar cartas a los dueños de casas conocidas por venderse drogas en ellas y amenazarlos con quitarles las propiedades a menos que se vuelvan más estrictoscon los inquilinos.

''Una de las cosas que queremos es que estas personas cooperen con nosotros'', observó Fernández-Rundle alhablar de los propietarios de las viviendas.

  Comentarios