Sur de la Florida

Un hombre agrede a cuchilladas a su novia y a su hijo y es muerto a tiros por la policía

ELAINE DE VALLE

U

na tragedia familiar que suscitó una amplia respuesta por parte de las autoridades tuvo lugar ayer en Homestead donde la policía le disparó e hirió de muerte a un hombre armado con un cuchillo después que atacó con el arma a una mujer e hirió a su hijo en una violenta disputa doméstica. La policía de Homestead recibió una llamada de emergencia, y se personó en una casa ubicada en el 1540 NE 9 Street a alrededor de las 2:40 p.m. cuando un niño ensangrentado llamó a la puerta de un vecino. De inmediato, el vecino llamó a la policía.

''Cuando nuestros agentes llegaron al lugar se les enfrentó un hombre armado con un cuchillo'', dijo el capitán Ed Bowe, portavoz de la policía de Homestead. Bowe agregó que uno de los policías le disparó al agresor luego que no pudieron desarmarlo. El hombre murió dentro de la casa.

La mujer --que fue identificada como la novia del sujeto--, fue llevada al Centro de Traumas Ryder, del Hospital Jackson Memorial, donde según se informa, está en estado de gravedad.

Su hijo mayor, un chico de unos 11 años, fue llevado a su vez al Homestead Hospital, donde fue atendido por heridas superficiales, señaló el portavoz.

Las autoridades no dieron a conocer los nombres del hombre muerto, de la mujer ni del menor.

Los otros dos niños, de seis y cuatro años respectivamente, no resultaron lesionados en la riña. Fueron interrogados por un detective en el patio de un vecino mientras los técnicos de la División de Crímenes recogían pruebas fuera de la casa.

Uno de los niños tuvo que correr a la casa de un vecino, al otro lado de la calle, en busca de ayuda cuando el hombre empezó a acuchillar a la mujer, al parecer dentro de un vehículo que estaba estacionado frente a la vivienda.

El vecino, Frederick Willmann, escuchó los golpes en la puerta principal y salió a mirar. Vio a un niño que sangraba con una herida en el brazo izquierdo. ''¡Mi mamá! ¡El está dañando a mi mamá!'', gritó el niño.

Entonces el niño señaló al otro lado de la calle donde Willmann pudo ver que un hombre estaba apuñalando a una mujer dentro de un automóvil.

''La mujer tenía medio cuerpo afuera, lleno de sangre, y el hombre la estaba acuchillando'', dijo Willmann, de 58 años. Willmann explicó que llamó al 911 mientras el agresor continuaba atacacando a la víctima, que luego entró corriendo en la casa por la puerta principal. El hombre, todavía con el cuchillo en la mano, corrió hacia la cochera, y entró a la casa a través de una ventana, agregó Willmann.

De acuerdo con Willmann, la policía llegó en pocos minutos, y entonces escuchó cinco disparos.

Margarita Rodríguez, de 14 años, salió de su casa en la esquina de la cuadra, después de los disparos.

''Vimos a tres niños llorando cerca de los latones de la basura'', dijo Margarita. ``La policía los estaba revisando para saber si también ellos estaban heridos''.

Cuatro horas después de la llamada al 911, los dos niños que salieron ilesos --que estaban jugando y hablando con la policía-- fueron recogidos por su tía, la hermana de la mujer que fue apuñalada.

El novio de la mujer le dijo a The Miami Herald que la víctima, cuyo nombre --según dijo-- es Caridad, no vivía en la casa. La mujer dijo que el nombre del novio era Anthony, pero que no sabía si era el mismo individuo al que la policía le disparó. ''Se peleaban y luego se volvían a reconciliar, y ella había empezado a salir con otro hombre'', dijo sin querer abundar en más detalles.

Por su parte, Bowe dijo que otra mujer recibió heridas menores, pero no fue llevada al hospital.

Las autoridades no revelaron el nombre del policía que le disparó al hombre con el cuchillo. Bowe dijo que el agente sería puesto bajo licencia administrativa hasta que concluya la investigación sobre el incidente.

edevalle@MiamiHerald.com

  Comentarios