Sur de la Florida

Ecuatoriano acusado de maltrato debe traer a su hija de vuelta a EEUU

Un juez del sur de la Florida aceptó hoy rebajar la fianza a un ciudadano ecuatoriano acusado de maltratar a su esposa, con la condición de que la familia del sospechoso traiga de regreso a la hija mayor del matrimonio, quien vive en el Ecuador sin el consentimiento de su madre.

Ramiro Villarreal, un médico de 51 años, enfrenta 20 cargos criminales entre ellos secuestro, violencia doméstica y agresion sexual. La Fiscalía dijo que puede ser condenado a 231 años de cárcel.

La víctima Patricia Juris, también de origen ecuatoriano, está alegando que su marido la sometió a innumerables vejámenes, golpizas y hasta la hizo abortar contra su voluntad, pero la defensa argumenta que la víctima solo está buscando conseguir el amparo de las autoridades para obtener una residencia permanente en Estados Unidos.

Villarreal habló por primera vez en la sala judicial y aseveró que nunca le hizo daño a su esposa.

"Soy un hombre honorable y nunca he cometido delito alguno. Aquí compré un departamento para mi familia y mis hijos. Siempre trabajé por el bien de ellos'', comentó el acusado.

Sin embargo, los fiscales han dicho que el sospechoso no solo maltrató cruelmente a la mujer, sino también desobedeció una orden de la corte de Niños y Familia de Miami-Dade que había otorgado la patria potestad a la hija mayor de la pareja, una jovencita de 12 años que ahora defiende la inocencia de su padre.

El magistrado Dennis Murphy dictaminó que la fianza inicial de $200,000 podía ser rebajada a $96,000 siempre y cuando la niña vuelva al sur de la Florida para estar al cuidado de Juris.

Joseph López, el cuarto abogado que asume la defensa de Villarreal desde que comenzó el juicio a comienzos de 2004, dejó abierta la posibilidad del retorno de la menor aunque bajo ciertas condiciones.

"Vamos a solicitar que el Departamento de Niños y Familia se haga cargo del cuidado de la menor, mientras este caso se resuelve".

La discusión de otras tres mociones que presentó Lopez en la corte, entre ellas el testimonio de un testigo que vive en el Ecuador y el chequeo del estatus migratorio de la víctima, fueron aplazadas para una audiencia el próximo 5 de octubre.

  Comentarios