Sur de la Florida

Escuelas ''magneto'' atraen cada vez a más estudiantes

El silencio impregna el salón de clases donde un grupo de estudiantes formalmente vestidas con el uniforme de gala de chaqueta azul, falda de cuadros y corbata tratan de dilucidar los aportes literarios de Sor Juana Inés de la Cruz e Isabel Allende y relacionarlos con el feminismo, mientras el profesor de Humanidades camina lentamente frente a un piano de cola ubicado en una de las esquinas del aula.

''Nuestras clases son muy estrictas. Para que una mujer sea líder debe ser culta. Por eso les enseñamos Arte, Arquitectura, Filosofía y Política, entre otras disciplinas'', dijo Anthony Cabrera, el maestro que enseña a estas alumnas de 10mo. grado en una de las escuelas modelo o magneto (magnet schools) más nuevas del sistema escolar: The Young Women's Preparatory Academy, especialmente creada para formar líderes femeninas.

Esta y otras escuelas magneto --junto a las enumeradas bajo el concepto ''I Choose!'' (¡Yo elijo!) y las que tienen ``academias especializadas''-- se han convertido en una de las alternativas más populares dentro del sistema público escolar, pero con limitadas opciones de matrícula.

La noticia alentadora para padres y alumnos es que la situación cambiará radicalmente a partir del próximo curso escolar.

Con el propósito de atender la alta demanda por estas escuelas, el sistema escolar de Miami-Dade ha puesto en marcha un nuevo sistema de solicitud que ampliará las opciones para miles de estudiantes en la comunidad.

A partir de este mes y hasta el próximo 31 de enero, los padres de los alumnos podrán llenar en una sola planilla un máximo de cinco peticiones de escuelas y enviar ésta al distrito con miras a obtener matrículas para el curso 2008-09. La respuesta la recibirán a mediados de abril del año entrante.

''Hasta ahora el padre debía visitar múltiples escuelas, pero eso se acabó con esta planilla que se encuentra en internet con todos los programas disponibles'', dijo Helen Blanch, directora del Programa de las Escuelas Magneto.

El sistema escolar recibe anualmente más de 26,000 aplicaciones para escuelas magneto y las denominadas ''¡Yo elijo!'', e invierte en ellas más de $30.6 millones.

Sin embargo, debido a la alta demanda que estas escuelas reciben, la selección se hacía a través de una lotería electrónica, dejando sin cupo a cientos de estudiantes.

Por eso, con la idea de facilitar el acceso y enumerar todas las opciones similares disponibles, el distrito escolar ha creado este año el nuevo sistema de solicitud.

Ahora, los padres podrán llenar en una una sola planilla un máximo de cinco escuelas y enviarla al distrito, entre el mes de octubre y el 31 de enero del próximo año. La respuesta la recibirán a mediados de abril.

Anteriormente, los padres procesaban y entregaban personalmente una solicitud para cada escuela, sin saber si existían opciones similares donde sus hijos pudieran ser aceptados.

Blanch explicó que ante la alta demanda por escuelas con programas especializados, el superintendente Rudolph Crew aspira a multiplicar las ''academias'' para enriquecer el currículo de las escuelas y hacerlas más competitivas frente a escuelas privadas o charters.

''La belleza de este modelo de academias es que son pequeñas escuelas dentro de la misma escuela. Los estudiantes con intereses comunes comienzan a pensar desde la escuela intermedia en la carrera que quieren ejercer, y por lo tanto en continuar estudios a nivel de college'', dijo Crew a El Nuevo Herald.

Con la reforma secundaria que adelanta la actual administración, la tendencia es convertir a cada secundaria e intermedia en colegios con ''pequeñas academias'' que se dediquen a un área en particular para hacer más atractivo el estudio, ayudar a los estudiantes a decidir su futuro profesional y estimular su talento y vocación.

Se espera que para el 2010 se disemine un rico menú curricular de academias que se especialicen en Medicina, Arquitectura, Ingeniería, Idiomas y Turismo, pasando por Arte, Biotecnología y Ciencia Aeroespacial, similares a las escuelas magneto, explicó Blanch.

De esta forma, la mayoría de los estudiantes tendrá la oportunidad de que la escuela de su vecindario ofrezca cursos de máximo interés y demanda, y así evitarán correr el riesgo de quedarse sin cupo en una escuela magneto tradicional.

''Nosotros recibimos más de 2,000 aplicaciones, pero sólo podemos aceptar a 700 estudiantes, repartidos en los siete programas que ofrecemos'', señaló Adrianne Leal, directora de la secundaria Coral Reef, una de las escuelas magneto más atractivas por ofrecer Bachillerato Internacional, Agrociencia, Negocios y finanzas, Ingeniería, Asuntos Públicos y Legales, Medicina y Artes Escénicas y Visuales.

Según Leal, lo que motiva la avalancha de peticiones en su plantel es la búsqueda de los estudiantes por una razón que los motive a estudiar y tener éxito.

Una situación similar ocurre con la intermedia George Washington Carver, reconocida por sus programas de estudios internacionales y de idiomas en francés, español y alemán: recibe más de 600 solicitudes anuales, pero apenas acepta a 180 estudiantes.

''Escucho todo el tiempo comentarios positivos de la escuela; los padres sólo se quejan cuando llega el momento de la inscripción y sus hijos no son aceptados'', señaló Libia González, la directora de la escuela.

González opinó que el programa magneto ayuda a canalizar desde muy temprano la vocación de los estudiantes.

A los 14 años de edad, Greta Suárez, que asiste a Young Women's Preparatory Academy, ya sabe lo que quiere ser en la vida.

''Quiero ser abogada o estudiar una carrera en negocios'', dijo la estudiante, que emigró de Cuba hace tres años.

Suárez asegura que está recibiendo en esta escuela magneto ''una oportunidad única para tener un mejor futuro'' como el que jamás pensó tener en la isla.

La directora de Young Women's Preparatory Academy, María Mason, asegura que el secreto de la escuela es la rigurosidad de las clases y el concepto ''holístico'' de la enseñanza.

''Si van a ser las líderes del futuro deben dominar desde política y cultura, hasta idiomas y tecnología'', precisó Mason.

Por otro lado, las autoridades quieren ampliar las opciones con las academias especializadas con el fin de evitar que los estudiantes se vean obligados a recorrer largas distancias para asistir a una escuela magneto en particular.

La idea es duplicar algunos cursos para evitar, por ejemplo, que un estudiante que vive en Homestead tenga que viajar hasta Key Biscayne para asistir a MAST Academy, que se especializa en Ciencias Marinas.

Aunque no es fácil duplicar un programa como el anterior, el distrito tiene pensado crear una alternativa, mediante una secundaria en estudios biomédicos en Homestead que daría la oportunidad a cientos de alumnos del área de asistir a un programa en ciencias.

Para encontrar la planilla y dirección a donde enviarla visite: http://choice.dadeschools.net

kerodriguez@elnuevoherald.com

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios