Sur de la Florida

Republicanos en Tallahassee cortan $300 millones a la educación

Marco Rubio
Marco Rubio

La legislatura estatal, dominada en su mayoría por los republicanos, se propone cortar $300 millones en los subsidios a la educación, un gesto que ha levantado duras criticas de los demócratas.

"Por tres años seguidos hemos tenido las peores graduaciones en las escuelas intermedias, y ahora vamos a cortar $300 millones a nuestras escuelas públicas. No tiene sentido", dijo el líder de la minoría en la Cámara de Representantes, Dan Gelber.

Las dos cámaras han acordado ya un incremento de 5 por ciento en las matriculas universitarias y un descenso de 6.5 por ciento a 5.1 por ciento en los gastos de las escuelas públicas.

Los demócratas han dicho que quieren que los recortes, que abarcaran mayormente la educación y la salud, sean parcialmente subsanados con el incremento de ingresos, incluyendo la ampliación de los permisos de juegos de azar y el aumento de impuestos a los llamados "intereses especiales".

Pero, en medio de los cortes de $1,100 millones al presupuesto de $71,200 millones propuesto por el gobernador Charlie Crist, los demócratas tienen poco que decir, más allá de protestar y han hecho esfuerzos constantes para apartarse del resultado final.

"En esta sesión especial, vamos a tener un plan [de recortes] acordado entre los republicanos de la Cámara y los republicanos del Senado, y no será un plan aceptable para los demócratas", dijo el líder demócrata en el Senado, Steve Geller.

Para los republicanos, todos los cortes están justificados.

"El gobierno tiene que vivir en el mundo real", dijo el miércoles el líder de la Cámara, el cubanoamericano Marco Rubio, quien cree que los floridanos están demasiado abrumados el incremento de los gastos a la propiedad y los seguros residenciales.

El alcance real de los recortes está siendo lentamente conocido en las sesiones públicas, donde los republicanos prácticamente está siguiendo un guión diseñado por los líderes de su partido en reuniones a puertas cerradas.

Los recortes incluyen $800 millones en términos generales un poco por todos los sectores y $126 millones en el traslado de dinero de fondos de ahorro para el pago de gastos corrientes. Aunque los demócratas se quejan de que hay sectores que son intocables para los republicanos, como los gastos en cabildeo.

  Comentarios