Sur de la Florida

Asaltantes del camión blindado Brinks logran burlar el cerco policíaco

Policías con uniformes de camuflaje con pistolas y fusiles rodearon un edificio de apartamentos sito en el 309 Royal Ponciana Boulevard.
Policías con uniformes de camuflaje con pistolas y fusiles rodearon un edificio de apartamentos sito en el 309 Royal Ponciana Boulevard.

Los tres intrépidos bandidos que ayer asaltaron a un camión blindado que se encontraba detrás de un banco de Miami Springs lograron escapar espectacularmente de la persecución que armó la policía en el área.

Policías fuertemente armados llenaron la zona después de hallar el automóvil en que al parecer escaparon —unBuick Century de color gris con las puertas abiertas de par en par— afuera de un edificio de apartamentosubicado en el 309 Royal Poinciana Boulevard.

Los ladrones se las agenciaron para huir del intenso operativo que prepararon las autoridades.

El camión blindado Brinks se encontraba en la parte trasera del Eastern Financial Credit Union, sito en el 700 Royal Poinciana, cuando los malhechores atacaron a las 9:40 a.m. Un guardia del vehículo blindado dijo que uno de los asaltantes lo encañonó con un fusil y le ordenó que le diera el dinero.

Afortunadamente nadie resultó lesionado, dijo un portavoz de la policía. Los maleantes se fueron del lugar con una cantidad de dinero no especificada.

Los pistoleros y sus cómplices subieron al Buick y manejaron algunas cuadras antes de entrar en el complejo de apartamentos. Unidades de la policía de por lo menos cuatro jurisdicciones (Virginia Gardens, el condado Miami-Dade County y Hialeah) fueron llamadas para participar en la búsqueda y persecución donde se emplearon perros y un helicóptero. Pero todo fue en vano.

''Definitivamente no están escondidos en esta área'', dijo el detective Ray Tamargo, portavoz de la policía de Miami Springs una hora después que las autoridades desactivaron el perímetro que habían establecido.Técnicos especializados en crímenes investigaban el camión Brinks y el Buick en busca de cualquier pista.

El robo de ayer por la mañana marca la quinta vez que un camión blindado es asaltado en el sur de la Florida en lo que va de año.

A fines del mes pasado, dos pistoleros emboscaron a un chofer de un camión blindado Brinks mientras estacionaba el vehículo en un supermercado Publix de Miami Shores. En esa ocasión, los vándalos escaparoncon más de $1.3 millón en efectivo, dijeron las autoridades.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) y la policía de Miami-Dade posteriormente arrestaron a seis personas en conexión con dicho robo. Una séptima persona todavía está fugitiva y está siendo buscada.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios