Sur de la Florida

Clinton recauda fondos en Miami para Hillary

Bill Clinton
Bill Clinton

EVAN S. BENN

L downtown

''En una recaudación de fondos como ésta hace 30 años, toda la gente habría lucido como yo, un montón de hombres de cierta edad, canosos y de cuello y corbata. Aburridos'', dijo Clinton.

El ex presidente habló sin el uso de notas. ''Voy a hablar con el corazón'', dijo --durante unos 45 minutos en el James L. Knight Center. Habló sobre los planes de su esposa para la educación, el cuidado de salud, el medioambiente, e Irak, y por qué pensó que era la candidata presidencial demócrata más calificada.

''Debemos hacer algunos cambios serios'', dijo, provocando aplausos. ``Tenemos que restaurar la posición de América en el mundo''.

La representante federal Debbie Wasserman Schultz, demócrata de Weston, introdujo a Clinton y se sentó en una silla en el escenario durante su discurso.

Clinton le dio las gracias por su liderazgo durante los recientes debates del Congreso sobre reforma de inmigración. ''Todos agitados como si el mundo se fuera a acabar'', dijo refiriéndose a las discusiones sobre inmigración.

Aunque el discurso de Clinton técnicamente era para recaudar fondos para la campaña de Hillary Clinton, el evento se anunció como una oportunidad de bajo costo para ver al ex presidente.

Los boletos comenzaban en $25 para maestros y estudiantes y algunos de los que asistieron vinieron en jeans y camisas deportivas --una escena diferente de las típicas recaudaciones políticas en casas y bufetes privados. No se invitó a los medios de prensa.

La presentación del ex presidente cayó dentro de una brecha en una promesa que Hillary Clinton y otros candidatos políticos hicieron a los cuatro estados autorizados para sostener las primarias y preorimarias más tempranas.

Los candidatos acordaron no hacer campaña en la Florida o en Michigan --violaron las regulaciones nacionales del partido adelantando las elecciones de primaria-- excepto para recaudar fondos.

El discurso del domingo hizo dinero. los organizadores dijeron que unas 2,000 personas fueron, cada una pagando entre $25 y $1,000.

Pero en ocasiones Clinton se refirió a su discurso como una reunión y una recaudación de fondos. No parece que molestó a la gente que apreciaba cada palabra del ex presidente y gritaba y vitoreaba cuando terminó sus pensamientos.

''Me pareció que estuvo muy bien, especialmente lo que dijo sobre los cuidados de salud y recuperar la reputación de Estados Unidos'', dijo Ginger Pedersen, una decana de Palm Beach Community College, que se puso un pasador Hillary 2008 para el evento de ayer.

Era la segunda vez que Pedersen dijo fue a ver a Clinton hablar a favor de su esposa en el sur de la Florida. Aún no ha visto a Hillary Clinton en acción. ''El hace un trabajo muy bueno para explicar la opinión y las posiciones de ella sobre los problemas'', agregó Pedersen.

ebenn@MiamiHerald.com

  Comentarios