Sur de la Florida

Maestro que trató de atacar base aérea tiene problemas mentales, según FBI

Con dos cuchillos de carnicero que compró en Wal-Mart y dos botellas de vodka que pensaba utilizar como explosivos, Tahmeed Ahmad gritó “¡Muerte a Estados Unidos!”, y les dijo a los guardias de la Base Aérea de Homestead que quería matar soldados. Sin embargo, las autoridades creen que Ahmad no es ningún terrorista.

Más bien, lo que el maestro de Matemáticas de la Escuela Secundaria Miami Central quería era “terminar muerto a manos de la policía” cuando atacó a los policías militares apostados en la garita oeste de la base poco antes de la medianoche del domingo, dijo un portavoz del Buró Federal de Investigaciones (FBI). Ahmad no logró sus deseos suicidas. Uno de los policías de posta le disparó al agresor, pero falló el disparo.

“En la base tomamos la seguridad con mucha seriedad, y podemos decir que este incidente es muy poco usual”, dijo el teniente coronel Tom Davis, portavoz de la instalación militar. “Nuestras fuerzas de seguridad están muy bien entrenadas y respondieron de la forma apropiada”.

La policía arrestó rápidamente a Ahmad, de 22 años, cuya madre dijo que se trataba de un hombre mentalmente enfermo y que recientemente había estado ingresado en un sanatorio para enfermos mentales. El FBI lo acusó ayer de agresión a un empleado del gobierno de EEUU.

Ahmad está en su primer año enseñando la asignatura de Matemáticas en la Escuela Secundaria Miami Central, ubicada en el 1781 NW 95 Street.

Un juez federal decidirá el jueves si puede ser puesto en libertad, en tanto se espera el juicio. De ser liberado, Ahmad sería reasignado a un puesto alejado de los menores de edad, dijo John Schuster, portavoz de las Escuelas Públicas de Miami-Dade.

Ahmad fue agregado a una lista federal de vigilancia a los terroristas, pero los funcionarios han determinado que no representa ninguna amenaza seria, dijo Davis. En junio, se graduó del programa de Matemáticas de la Universidad City College of New York, dijo su madre, Gulnaz Ahmad, en entrevista telefónica desde East Flushing, Nueva York.

La mujer dijo que su hijo era un hombre apacible e inteligente que fue elegido como el enlace entre los estudiantes y los profesores durante tres años seguidos. Nació en Kuwait y más tarde de convirtió en ciudadano de EEUU.

Poco después de graduarse, fue contratado como maestro por el sistema escolar de Miami-Dade. Ahmad quería enseñar football.

Sin embargo, la semana pasada, un institución mental llamó a la madre para decirle que Ahmad, que había estado tomando medicinas psiquiátricas, trató de matarse, pero no supo cómo hacerlo. “No sé por qué estaba deprimido ni por qué estaba tan triste”, dijo su madre llorando. “Es una persona que necesita ayuda”.

Según un informe criminal del FBI, Ahmad admitió haber comprado dos cuchillos de carnicero en un Wal-Mart de Miami Lakes. En una licorería compró “dos litros de vodka que pensaba utilizar como cocteles Molotov”.

Ahmad le dijo al agente federal Richard W. Lunn que trató de comprar una pistola la semana pasada, pero el vendedor de la tienda se negó a venderle el arma porque no llevaba 90 días viviendo en la Florida, algo que exige la ley.

Todo el incidente está siendo investigado por las autoridades, dijo Davis.

  Comentarios