Sur de la Florida

Rafael del Pino demanda a varias figuras del exilio

Eugenio Yánez, Rafael del Pino y Brian Latell, durante la celebración de los 25 años de la Fundación Nacional Cubano Americana.
Eugenio Yánez, Rafael del Pino y Brian Latell, durante la celebración de los 25 años de la Fundación Nacional Cubano Americana.

En abril de 1961, al mando de un avión T-33, el entonces joven piloto Rafael del Pino combatió fieramente contra los expedicionarios de Bahía de Cochinos que intentaban derrocar al régimen de Fidel Castro.

Ahora, 46 años después, el general condecorado de la Fuerza Aérea Cubana que desertó en una espectacular fuga familiar en 1987, está enfrentado nuevamente a sus otrora adversarios de la Brigada 2506 en un tribunal federal de Miami.

La Asociación de Veteranos de Bahía de Cochinos (Brigada 2506), Félix Ismael Rodríguez, presidente del grupo, y Esteban Bovo, secretario, aparecen como acusados en una demanda civil presentada por Del Pino, quien se considera víctima de actos que coartan su derecho constitucional a la libre expresión.

La acusación del ex militar cubano involucra también a Univision Communications, propietaria de las emisoras Radio Mambí (710 AM) y WQBA (1140 AM); a la televisora AmericaTeVe (Canal 41), al periodista Oscar Haza, a la presentadora radial Martha Flores y al productor televisivo Miguel Cossío.

De acuerdo con el documento de 14 páginas, el demandante solicita compensación ''por el daño sufrido como consecuencia de una serie de amenazas violentas e intimidación'', así como por agresiones verbales de miembros de la Brigada 2506, y figuras de la radio y la televisión locales durante el 2007.

El caso fue presentado en un tribunal federal el 2 de noviembre y asignado a la jueza Ursula Ungaro-Benages. En un mensaje escrito, Del Pino dijo que no comentaría sobre la acción legal y remitió las preguntas a su abogado, Richard Burton, quien no respondió ayer las llamadas de El Nuevo Herald.

La demanda alega que hubo represalias, confabulación y ataques verbales por parte de los demandados, quienes no sólo anularon sus derechos respaldados en la Primera Enmienda, sino que también le infligieron ``severos daños emocionales''.

Del Pino, de 67 años, señala que los incidentes comenzaron en junio pasado, cuando sendos artículos suyos publicados en El Nuevo Herald provocaron ásperas críticas en los medios locales por parte de miembros de la Brigada 2506 y de la ''extrema derecha'' de Miami. Las columnas --una de ellas titulada ``Carta Abierta a Raúl Castro''-- contenían ideas para solucionar el diferendo entre Cuba y Estados Unidos por la vía del diálogo y la negociación.

El texto afirma que Del Pino fue sometido en septiembre pasado a un ''juicio ficticio'' en un programa A Mano Limpia (Canal 41), conducido por Haza y con la participación de tres miembros de la Brigada 2506, y acusa a Martha Flores por un supuesto llamado, en su programa nocturno por Radio Mambí, para que lo ejecutaran en plena Calle Ocho.

''Más específicamente, la acusada Flores transmitió [por Radio Mambí] una apelación para que una turba colgara y linchara a Del Pino en el medio de la Calle Ocho en La Pequeña Habana'', indica el documento.

También menciona que varios de los presentadores de Radio Mambí se refirieron a él como ''un agente encubierto del régimen de Fidel Castro'', mientras que el brigadista Bovo sugirió que la deserción del militar fue realmente provocada por ''el serio problema'' de su hijo Ramsés, quien presuntamente fue expulsado de la Fuerza Aérea de Cuba por homosexual.

En relación con Haza, el documento dice que ''intencional y maliciosamente'' el periodista dominicano alteró los comentarios hechos por Del Pino en un programa A Mano Limpia del 12 de septiembre y luego incitó al odio y la violencia de los brigadistas durante su programa radial matutino por la WQBA-1140 AM.

El demandante afirma que los comentarios, declaraciones y actos relacionados han afectado la vida y la libertad de Del Pino y su familia, y reclama compensación por daños y perjuicios, así como daños ejemplarizantes, y que el tribunal prohíba diseminar ''cualquier expresión de odio'' sobre su persona.

Anoche los directivos de la Brigada 2506 declinaron hacer comentarios, aunque dijeron que ya tienen abogados revisando el caso.

La gerencia del Canal 41 manifestó que no emitirá ninguna declaración hasta que los representantes jurídicos de la empresa no estudien el documento. Univision Communications tampoco hizo declaraciones sobre el asunto.

''Lo único que puedo decir en este momento es que ése no es el tipo de comentario que sale de mi boca'', expresó Martha Flores, quien dijo desconocer en detalle el documento.

Desde su deserción en un avión Cessna 402 junto a su esposa y tres hijos, Del Pino vive bajo protección del gobierno estadounidense y con identidad cambiada.

En abril de 1994 había escrito: ``Mientras aquí en el exilio los hombres que fuimos adversarios nos sentamos hoy a la misma mesa o volamos juntos en un mismo avión, dejando atrás todo lo que nos separó un día, allá en la isla el régimen se encarga de enfrentar y dividir a los que estuvieron una vez en el mismo bando''.

wcancio@elnuevoherald.com

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios