Sur de la Florida

"Todo fue por dinero", testifica Batiste, líder de "los Siete de Liberty City" acusados de terrorismo

Narseal Batiste, el líder de un grupo terrorista acusado en Miami, testificó ayer en el juicio federal que se le sigue, y declaró que ha tenido siempre una vida ejemplar: es un padre dedicado a sus cuatro hijos, un laborioso empresario de la construcción, y un hombre religioso que no ha hecho mas que ayudar a los pobres en Liberty City.

Batiste insistió que no era terrorista, que simplemente ''estaba desempeñando un papel'' como miembro de la organización terrrorista Jihad por puro dinero.

Batiste, de 33 años, y seis de sus seguidores —llamados “los Siete de Liberty City”— son acusados de cuatro cargos de delitos vinculados al terrorismo.

Todos podrían recibir condenas de hasta 70 años de cárcel de ser hallados culpables.

Batiste testificó que el encausamiento los presenta como futuros miembros de al Qaeda con una misión paravolar la Torre Sears de Chicago, así como edificios del FBI se basa en una distorsión de las pruebas. En dichas pruebas —grabaciones telefónicas y videocintas— Batiste aparece pidiendo se lleve a cabo una insurrección armada en contra de Estados Unidos.

Batiste, que dio un paso inusual al ocupar el estrado de los testigos, dijo que comenzó a colaborar en el otoño del 2005 con un árabe dueño de un minimercado en North Miami para ponerse en contacto con alguien delMedio Oriente que los habría de ayudar financieramente porque necesitaba dinero desesperadamente.

Luego agregó que el propietario de la tienda, un informante del FBI llamado Abbas al-Saidi, le ofreció ponerlo en contacto con un familiar en Yemén que podría ayudarlo con sus problemas económicos siempre que él siguiera con la idea de llevar el Jihad (Guerra Santa) a EEUU.

''Si yo no hubiera seguido representando el rol que Abbas me pidió que hiciera, no hubiera recibido el dinero que buscaba'', dijo Batiste.

De modo que Batiste hizo listas de uniformes, botas, ametralladoras, lanzacohetes y vehículos todoterrenos, además de pedir $50,000 en efectivo. Le entregó estas listas a al-Saidi así como al contacto en el Medio Oriente, otro informante del FBI llamado Elie Assad.

Assad, que en la actualidad vive en México, vino a Miami afinales del 2005 para ''evaluar'' a Batiste y a su organización.

En efecto, Batiste y su abogada, Ana Jhones, trataron de darle al jurado de 12 miembros la impression de que el líder del grupo solo habló de Guerra Santa como una manera de obtener el dinero que le hacía falta de Assad.

''Quería el dinero para seguir adelante con mi negocio de construcciónn. Esa fue la única razón por la que estaba haciendo lo que hice'', expresó Batiste, que fundó una organización religiosa llamada Moorish Science Temple en un almacén de Liberty City. La religión mezcla indistintamente el cristianismo con el judaísmo y el Islam.

Lo que Batiste no sabía en ese momento es que el informante del FBI estaba fingiendo ser un representante de al Qaeda que lo sedujo con dinero a cambio de detalles por la misión que presuntamente él iba a llevar a cabo.

Batiste y sus seguidores, que tomaron un juramento de al Qaeda en marzo del 2006 y buscaron edificios federales que atacar en Miami, cayeron en la trampa. El operativo del FBI condujo a que todos fueran arrestados en junio de ese año.

  Comentarios