Sur de la Florida

Vecino de Miami-Dade resulta herido por una bala perdida

La policía arresta a un sospechoso de lo acontecido.
La policía arresta a un sospechoso de lo acontecido.

Luis Salazar estaba durmiendo plácidamente hoy por la mañana cuando el sonido de un disparo lo despertó y dio un brusco salto.

Salazar encendió la luz y se lo dijo a su esposa, Marcela.

De repente descubrieron sangre entre las sábanas. Un disparo hecho en el townhouse adyacente había perforado la pared de la casa de ambos en el 19154 NW 67 Place, alcanzando a Luis en la mano. Luis dijo queescuchó un disparo, en cambio Marcela cree haber escuchado dos.

De cualquier modo, Luis recibió un tiro en el pulgar de la mano derecha, y luego el proyectil le penetró la muñeca.

El matrimonio Salazar llamó a la policía de Miami-Dade, que envió al Equipo de Armas y Tácticas Especiales (SWAT). Las autoridades tocaron la puerta del townhouse vecino, despertando y haciendo salir a todos los residentes del edificio, pero no a la persona que vive dentro del 19156 NW 67 Place, donde se cree se produjo el disparo.

Por fin, un hombre abrió la puerta, argumentando que había estado durmiendo toda la noche y que no sabía nada de lo ocurrido. La policía se lo llevó arrestado.

Mientras sucedía esto, otro hombre se presentó en el mismo townhouse en un automóvil y también él fue arrestado. Las autoridades creen que el hombre escapó en medio de la noche después que se hicieron los disparos.

La policía registró todo el townhouse y encontraron un verdadero arsenal de armas, incluyendo cuatro fusiles, una bolsa llena de pistolas y revólveres y un paquete de balas.

El matrimonio Salazar —cuyos tres hijos estaban durmiendo fuera de la línea de fuego cuando el proyectil penetró la pared— dijeron que la única relación que tienen con los vecinos es el gusto común por las armas de fuego.

Luis fue atendido en su casa por los rescatistas de Miami-Dade y después fue transportado al hospital tras haber sido interrogado por los detectives.

  Comentarios