Sur de la Florida

Mueren dos policías atropellados por colegas durante operativo

Los policías, que trataban de detener un Toyota Camry,  fueron impactados por un auto patrullero que también participaba en la persecución a los malhechores.
Los policías, que trataban de detener un Toyota Camry, fueron impactados por un auto patrullero que también participaba en la persecución a los malhechores.

PAHOKEE – Dos policías del condado Palm Beach que trataban de capturar a unos ladrones de autos en las primeras horas de la mañana de hoy fueron fatalmente atropellados por un compañero. Todo sucedió en untramo apartado de carretera cerca de un campo de caña cubierto de neblina.

Un hombre fue detenido e interrogado, en tanto otro todavía continuaba fugitivo en lo que es la última de una serie de tragedias que tienen que ver con policías del sur de la Florida.

Los policías, que trataban de detener un Toyota Camry de color dorado que previamente había sido reportadocomo robado, fueron impactados por un auto patrullero que también participaba en la persecución a losmalhechores.

''Estamos hablando de una carretera en la que no se ve absolutamente nada, ni siquiera las propias manos de uno'', dijo el jefe de la policía de Palm Beach, Ric Bradshaw. "Estamos hablando de policías que usan unformes verde oscuro''.

En medio de la gran confusión, los sospechosos salieron del Camry y desaparecieron en un tupido cañaveral cerca del Lago Okeechobee. Poco después se inició una intensa búsqueda, pero resultó inútil, aunque a fin de cuentas una persona fue atrapada. Por el momento, el nombre del arrestado no ha sido revelado por las autoridades.

El sujeto que logró eludir a las autoridades fue identificado como Ernie Kirk Daley Jr., de 19 años. Todavía a las 9 a.m. de hoy continuaba fugitivo. Los policías muertos fueron identificados como Donta J. Manuel, de 33 años, veterana de 13 años en el departamento, y Jonathan D. Wallace, de 23 años, que se había incorporado al departamento sólo hacía un año.

El chofer del auto patrullero que los impactó —un policía de la unidad canina K-9 cuyo nombre no fue dado a conocer por el departamento— tuvo que ser aerotransportado al Hospital St. Mary's Medical con una fuerte contusión y un brazo fracturado. Se cree que en el patrullero viajaba también un policía novato, pero que no resultó lesionado.

Todo el incidente comenzó cuando un residente de Belle Glade reportó ver a dos hombres robar un Toyota Camry de 1980 que pertenecía a un vecino, dijo un portavoz de la policía del condado. El auto robado fue visto aaproximadamente la 1:30 a.m. rumbo norte por la carretera estatal 715, cerca del Lago Okeechobee.

Tres autos patrulleros participaron en la persecución, que no excedió las 55 millas por hora.

Los policías Manuel y Wallace se detuvieron a un lado de la carretera estatal 715, un poco más adelante de la persecución, y colocaron allí tres dispositivos para reventar las gomas en el camino del vehículo robado.

Los dispositivos cumplieron su función, y detuvieron al Toyota, dijo Bradshaw, pero cuando ambos policías corrieron hacia la carretera para quitarlos de en medio fueron atropellados por el patrullero de la unidad canina K-9 que no los pudo ver. Fue el momento que aprovecharon el chofer y el pasajero del Camry para desaparecer en el campo de caña.

''Los últimos meses han sido muy duros para nuestra familia de policías'', dijo Bradshaw al referirse a este incidente y a otros muchos que han ocurrido este año y en los que de una forma u otra han resultado muertos agentes de la ley.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios