Sur de la Florida

Estudiantes culpables de delitos sexuales tendrán que registrarse

La miembro de la Junta Escolar de Miami Dade, Perla Tabares Hantman, expone en una de las reuniones de la entidad.
La miembro de la Junta Escolar de Miami Dade, Perla Tabares Hantman, expone en una de las reuniones de la entidad. El Nuevo Herald

El sistema escolar de Miami Dade acordó advertir a los estudiantes de secundaria que, independientemente de su edad, deberán registrarse como delincuentes o depredadores sexuales si son declarados culpables de algún delito sexual, de acuerdo con una legislación que ha causado preocupación entre el sindicato de maestros y organizaciones de padres de familia.

"Es la obligación del sistema escolar informar a los padres y estudiantes sobre los cambios de la ley, que implica que los jóvenes serán tratados como adultos si cometen un delito sexual'', dijo Perla Tabares Hantman, miembro de la Junta Escolar.

"Debemos proteger a los estudiantes e informarles sobre las repercusiones si cometen una infracción sexual'', agregó Tabares Hantman, quien encargó al departamento jurídico de la Junta Escolar hacer una serie de recomendaciones al respecto.

La iniciativa de informar y educar a los estudiantes surgió a partir de la enmienda a la ley 1604 de la Florida, aprobada a mediados de año, que exige que los menores de edad que hayan sido condenados por ciertos delitos sexuales, y bajo ciertas condiciones, sean registrados como delincuentes o depredadores sexuales.

Funcionarios del distrito aseguraron que el estado no ha dado orientaciones a los sistemas escolares sobre la forma de implementar la enmienda, que deja abiertas numerosas interrogantes.

No está claro, por ejemplo, si en el caso de que un estudiante sea registrado como depredador sexual se le impedirá asistir a la escuela, ya que según la ley estas personas tienen prohibido acercarse a los colegios o los parques infantiles, o si deberá ser transferido a otra institución.

La abogada de la Junta, Jullie AnnRico, presentó a los miembros del panel una serie de recomendaciones que el sistema escolar del condado adoptará a partir del próximo año, entre las que están:

* Modificar el Código de Conducta de los estudiantes de secundaria, para incluir una notificación de alerta sobre las secuelas que enfrentarán si cometen algún delito sexual.

* Informar a los padres sobre los cambios de la ley.

* Incluir en el currículo una parte relacionada con la enmienda, para comunicar a los estudiantes "de manera prudente y apropiada'', las implicaciones de esta ley.

"Los padres y estudiantes deben estar al tanto de los cambios de la ley. Me preocupa especialmente que un estudiante de 18 años se relacione con una chica de 15 años y no esté al tanto de las resultados de esa relación'', dijo Solomón Stinson, uno de los miembros de la Junta Escolar.

Otro de miembro, Wilbert "Tee'' Holloway advirtió que estos estudiantes "irán a la cárcel si no hacemos el esfuerzo de educarlos. No podemos cambiar la ley, fue algo que no anticipamos y esa será una etiqueta que tendrán de por vida''.

La enmienda a la ley, aprobada el 1ero de julio del 2007, establece que la policía o el Departamento Prisiones informarán a las instituciones educativas si alguno de sus empleados o alumnos aparece en el registro de delincientes o depredadores sexuales.

La noticia causó malestar en la presidenta del sindicato de maestros de Dade (UTD), Karen Aronowitz, quien consideró que "se trata de una ley terrible que intenta criminalizar el comportamiento normal que tienen los adolescentes''.

La líder sindical, que se manifestó en contra de cualquier acto de violencia o abuso sexual, consideró que este cambio en la ley "perjudicará la vida de los jóvenes por siempre''.

"Debemos evitar que ocurran arrestos como resultado de esta ley'', declaró por su parte Tangela Sears, presidenta de la Coalición de Padres Preocupados de Miami Dade, una organización sin fines de lucro.

La activista indicó que el sistema escolar estaba haciendo "lo correcto'' al educar e informar a los estudiantes sobre esta enmienda.

Según Sears, los estudiantes condenados por delitos sexuales que estén obligados a registrarse podrán ir a la escuela, pero "el problema es que la foto de ellos aparecerá por todos lados y deberán vivir con esa vergÜenza''.

Además, durante su reunión mensual, la Junta Escolar aceptó las recomendaciones para mejorar los servicios dirigidos a los estudiantes autistas en las escuelas públicas. Algunos padres consideran que esto representa apenas un comienzo, que hacen falta más recursos y voluntad por parte de los administradores del distrito para ayudar a estos niños.

La junta autorizó también las solicitudes de 19 nuevos colegios charter (semiprivados) en el condado.

kerodriguez@elnuevoherald.com

  Comentarios