Sur de la Florida

Se entrega comisionado de Miramar en caso de amenaza con arma de fuego

El comisionado de Miramar Fitzroy Salesman (con lentes),  se entregó en la principal cárcel del condado Broward.
El comisionado de Miramar Fitzroy Salesman (con lentes), se entregó en la principal cárcel del condado Broward.

El comisionado de Miramar Fitzroy Salesman se entregó en la principal cárcel del condado Broward, en Fort Lauderdale, en horas de la mañana de hoy para enfrentar cargos relacionados con una amenaza con un arma de fuego.

Salesman estaba acompañado por su abogado, Eric Schwartzreich.

Salesman no hizo ninguna declaración, en cambio Schwartzreich sí lo hizo.

''El comisionado Salesman hablará de lo ocurrido en la corte. Cuando llegue el momento, aclarará todo'', dijo el abogado.

Salesman está acusado de amenazar a un cliente con una pistola semiautomática cargada en un supermercado de Miramar el pasado mes de noviembre.

De ser hallado culpable del cargo, considerado un delito mayor, la condena es una sentencia obligatoria de tres años de cárcel como mínimo.

Ayer por la noche, Schwartzreich dijo que Salesman probaría su inocencia ante los tribunales, y demostraría que tenía razones suficientes para sentirse en peligro.

''Les puedo decir que mi cliente ha sido amenazado con anterioridad, y que es una persona sensitiva con respecto a las amenazas'', expresó Schwartzreich.

Salesman es comisionado en la ciudad del sur de Broward de más de 100,000 habitantes desde el 2001.

Esta es la segunda vez que Salesman debe refutar acusaciones similares desde que ocupó su cargo. En marzo de este año, fue declarado absuelto de cargos de conducir en estado de ebriedad y de un delito de tratar de escapar a un policía después de un arresto en el 2005.

En esta ocasión, Salesman está acusado de sacar una pistola semiautomática luego de una discusión en una tienda Winn-Dixie sita en el 3108 South University Drive.

En un principio, la policía lo acusó de exhibir un arma de fuego en público, lo que se considera un delito menor, ya que la víctima se fue sin hablar conlas autoridades.

Poco después, Lazavius Hudson, de 18 años, y vecino de Miami Gardens, se apareció en la policía y les contó lo que sucedió.

Hudson dijo que los dos tuvieron algiunas palabras dentro del mercado, y que Salesman lo siguió hasta el estacionamiento, y le apuntó con el arma.La confrontación terminó cuando un amigo que estaba con el comisionado lo calmó y se lo llevó del lugar.

  Comentarios