Sur de la Florida

Balacera termina con sospechoso en el hospital

En horas de la madrugada de hoy, la policía respondió a una llamada por un intruso en el patio trasero de una casa, disparándole e hiriendo al sospechoso, que luego de haber sido alcanzado por un proyectil, aceleró su automóvil en vez de salir de él.

El hombre ensangrentado llegó a un hospital del condado Broward, y una vez allí luchó con varios policías en el estacionamiento.

Poco después, el sujeto logró ser controlado y hospitalizado, según la detective Kathy Collins, portavoz del Departamento de Policía de FortLauderdale. No se sabe de inmediato en qué estado se encuentra, así como tampoco su identidad.

La extraña secuencia de acontecimientos comenzó a aproximadamente las 4 a.m. de hoy.

De acuerdo con Collins, una mujer que vive cerca de la avenida 11 y Mango Isle escuchó un ruido en su casa, y al mirar por una ventana hacia su patio trasero vio a un hombre que en ese momento se estaba poniendo una máscara. La mujer llamó enseguida al número de emergencia 911. Al llegar los policías hallaron una puerta trasera que, en efecto, había sido abierta a la fuerza, pero a nadie dentro de la casa, salvo la mujer.

Mientras la propietaria le narraba lo sucedido a las autoridades. Se percató que había un auto desconocido estacionado en el lado opuesto de la calle.

El vehículo no pertenecía a nadie de los que viven en la cuadra, y no estaba allí en las primeras horas de la noche, le dijo la mujer a los policías.

Al acercarse al auto, los policías encontraron a un hombre sentado al volante. En repetidas ocasiones le ordenaron que saliera, pero el individuo se negó a obedecer la orden. Poco después, el sujeto aceleró el auto tratando de escapar y los policías le dispararon, pero logró huir del lugar a toda velocidad seguido por las autoridades.

Se dirigió al Hospital Broward General Medical Center, y al llegar peleó en el parqueo del centro con unos cuatro policías, que al final lograron neutralizarlo.

Fue ingresado en el hospital con una herida de bala en la parte inferior del torso.

La vivienda donde se inició todo el drama está en Citrus Isles, una comunidad de viejas casas, que es muy popular entre los propietarios de botes del área porque la profundidad de sus aguas da acceso a un sinfín de canales.

  Comentarios