Sur de la Florida

Se ahogan dos niñas en una piscina de Broward

Una de las madres se tira al piso completamente devastada por la muerte de su hija de 5 años.
Una de las madres se tira al piso completamente devastada por la muerte de su hija de 5 años.

Ayer, dos niñas se ahogaron en una piscina del patio trasero de una casa de Sunrise después que al parecer se escaparon de la vigilancia de los adultos, dijo la policía. Las pequeñas fueron llevadas de urgencia al Hospital Coral Springs Medical Center, donde fueron declaradas muertas.

En otro lugar, en Coral Springs, un niño de dos años también fue hallado flotando en una piscina, pero sobrevivió. Un policía que fue llamado a la casa le dio respiración artificial al chico y pudo revivirlo.

Ninguna de las piscinas tenía barrera. La tragedia con las niñas sucedió poco antes de las 3 p.m., dijo el teniente Robert Voss, portavoz de la policía de Sunrise.

De acuerdo con Voss, esto es lo que las autoridades creen que pasó: Marieanne Boucicant, de cuatro años, y Taniya Humes, de tres, estaban viendo cartones por television en una casa ubicada en la cuadra 9400 de la 45 Courtdel noroeste, que forma parte de la comunidad SpringTree West III, en Sunrise.

La tía de Marieanne, Magalie Stirlin, y la madre de Taniya, Ashley Humes, estaban en la casa, pero en determinado momento dejaron a las niñas solas.

Cuando las mujeres regresaron, ya las chicas habían desaparecido. Poco después, las encontraron en la piscina.

Las mujeres sacaron a las niñas del agua,mientras un vecino llamó al 911. La policía de Sunrise llegó y realizó respiración artificial hasta que los rescatistas hicieron sus aparición.

En el incidente de Coral Springs, la policía fue llamada alrededor de las 2:50 p.m. después que Timothy Cathcart, de dos años, cayó a la piscina de la casa de una profesora de piano.

Timothy estaba con su madre, Christina Cathcart, y su prima cuande de repente desapareció de la vista de sumadre y se precipitó al agua. Fue su hermana de siete años quien lo encontró flotando bocabajo.

''Desafortunadamente, este tipo de tragedia ocurren con demasiada frecuencia'', dijo Voss, de la policía de Sunrise. "Pero uno nunca se acostumbra. Es demasiado emocional".

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios