Sur de la Florida

Se entrega chofer acusado de homicidio

Eric Parr, el hombre de Pompano Beach que según los investigadores chocó contra un automóvil lleno de turistas, matando a dos, en abril del año pasado, se entregó a las autoridades del Departamento de Policía de Broward (BSO) en la mañana de hoy.

Parr, de 33 años, se entregó en la cárcel principal del BSO, e inmediatamente allí mismo fue acusado de dos cargos de homicidio vehicular, y de un cargo de conducir irresponsablemente. La fianza que se le fijó fue de $5,025.

Parr es acusado de estrellar un Corvette contra un Chevy Monte Carlo donde viajaban tres mujeres turistas en la mañana del 5 de abril del 2007.

Debido al tremendo impacto perecieron Jennifer Keesey, de 33 años y vecina de North Dakota y Renae Gustafson, de 43 años y residente de Minnesota. Una tercera mujer, Kristine Boike, de 44 años, también de Minnesota, resultó seriamente lesionada.

Keesey, que manejaba el vehículo, estaba tratando de hacer un giro hacia la izquierda de Pompano Parkway a Palm Aire Drive cuando Parr, que conducía hacia el sur por Pompano Parkway, chocó estrepitosamente contra el Monte Carlo, dijo la policía. El golpe fue tan fuerte que destrozó el motor del Monte Carlo, e hizo volar el Corvette a través de unos arbustos hasta que cayó en un parqueo cercano.

Keesey y Gustafson murieron en el lugar de los hechos. Detectives de Homicidio de Tráfico del BSO estimaron que Parr manejaba a unas 120 millas por hora la nochedel brutal accidente. Ni Parr ni su pasajera, Elena McGrane, sufrieron heridas que les amenazaran la vida.

Con el arresto de ayer las autoridades culminan una larga pesquisa de nueve meses, de acuerdo con un comunicado de prensa que dio a conocer el BSO.

  Comentarios