Sur de la Florida

Residente de Miami recibe $5 millones por ayuda en lucha antiterrorista

El gobierno del presidente Bush le otorgó una recompensa de $5 millones a un residente de Coral Gables y ex instructor aéreo de Minnesota que le suministró a las autoridades la información que condujo al arresto y condena del conspirador del 11 de septiembre Zacarias Moussaoui.

El ganador, Clarence Prevost, fue honrado ayer en una ceremonia a puertas cerradas en el Departamento deEstado, aunque el pago fue autorizado el otoño pasado por la secretaria de Estado Condoleezza Rice y el Departamento de Justicia, según le declararon a la Associated Press funcionarios gubernamentales.

La recompensa otorgada por el programa del Departamento de Estado ''Recompensas por Justicia'', es la primera de su tipo y la única hasta la fecha que ha recibido ningún ciudadano norteamericano relacionado con los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2001, afirmaron los funcionarios.

La recompensa resulta también poco usual, ya que Moussaoui, que estaba preso en el momento de los atentados, nunca fue calificado como un sospechoso buscado por el programa, que busca simplemente información acerca de perpetradores u organizadores de actos terroristas en contra de intereses de EstadosUnidos y de ciudadanos en el extranjero.

El Departamento de Estado no quiso identificar al ganador, aludiendo razones privadas y también de seguridad.

Sin embargo, dos funcionarios de la administración Bush dijeron que el premio había ido a manos de Prevost, un testigo clave en el juicio contra Moussaoui,que con anterioridad había hablado sobre la participación de éste en el caso. Los funcionarios hablaron a condición de mantener el anonimato toda vez que no están autorizados a hablar de forma pública sobre el asunto.

Prevost, de 69 años, es un ex piloto de la Marina que después trabajó para la aerolínea Northwest Airlines. Fue el instructor de vuelo de Moussaoui en la Academia Aérea Pan Am International, en las afueras de Minneapolis, Minnesota.

Nadie respondió la llamada que la AP hizo a un apartamento bajo el nombre de Clarence Prevost en un hotel residencial de Coral Gables. De igual modo, las llamadas que se hicieron a varios apellidos Prevost que aparecen en las Páginas Amarillas de la Guía Telefónica tampoco fueron respondidas.

El programa ''Recompensas por Justicia'', que se creó en 1984, ya ha pagado alrededor de $77 millones en recompensas a más de 50 personas.

  Comentarios