Sur de la Florida

Joe García se lanza contra Mario Díaz-Balart por el Congreso

Joe García, líder de los demócratas en el condado Miami-Dade.
Joe García, líder de los demócratas en el condado Miami-Dade. AP

El líder de los demócratas en el condado Miami-Dade, Joe García, retará al congresista federal Mario Díaz-Balart por su escaño en el Capitolio, donde representa al distrito 25 de la Florida.

"Me lanzo por dos razones: porque me parece que hay algo que se llama el momento correcto y no hay duda de que he manifestado liderazgo en todo lo que me he envuelto'', manifestó García a El Nuevo Herald.

El distrito 25, que abarca partes del condado Miami-Dade y algunas de Collier, fue creado hace casi seis años cuando la explosión demográfica obligó a rediseñar los distritos floridanos.

Desde su creación, ha estado ocupado por Díaz-Balart, quien ayer dijo que no quería manifestarse aún sobre la candidatura de García, pero que envió a El Nuevo Herald un corto comunicado.

"Las elecciones son parte fundamental del proceso democrático. Como siempre lo he hecho, basaré mi campaña en mi extenso expediente de recortarle impuestos a nuestras familias y pequeñas empresas y al mismo tiempo logrando cientos de millones de dólares en fondos federales para el transporte, la salud y la educación en nuestra comunidad'', señaló Díaz-Balart en su nota.

De cara a las elecciones de noviembre, los demócratas han lanzado una vertiginosa campaña contra los tres congresistas cubanoamericanos del sur de la Florida. Hace tres semanas, el ex alcalde de Hialeah, Raúl Martínez, se postuló contra el congresista Lincoln Díaz-Balart, mientras El Nuevo Herald ha recibido información de que próximamente le saldrá también un retador al escaño de la congresista Ileana Ros-Lehtinen.

García recordó ayer su vida pública, que consideró plagada de éxitos, desde que fue presidente estudiantil de la Universidad de Miami, pasando por director ejecutivo del Programa Éxodo que trajo a Estados Unidos a 100,000 cubanos varados en terceros países o como presidente de la Comisión de Servicios Públicos del estado de la Florida, donde "acabé con la competencia y logré la reducción de las tarifas eléctricas''.

"En momentos de la crisis del niño Elián [González], la Fundación Nacional Cubano Americana me pidió que viniera a dirigirla y cuando esa tarea se acabó me incorporé a la Nueva Red Demócrata, para dar a la comunidad hispana un liderazgo a nivel nacional y luchar por las necesarias reformas migratorias y la inclusión de los votantes hispanos'', enfatizó García.

Es más, profundizó, "creo que el récord mío es superior a cualquiera en el congreso en el tema cubano, ya que me he dedicado a él desde temprana edad, junto a Jorge Más Canosa. No soy como los que gobiernan a Cuba o que aquí heredan el tema por nepotismo''.

"La Florida se encuentra en un momento único, principalmente el sur del estado, que se está convirtiendo en un espacio de lo que va a ser la sociedad norteamericana del futuro. Hay que representar a toda la comunidad, no restringirse a un solo tema. El liderazgo va más allá de un discurso en la Calle Ocho, sino que requiere acción'', afirmó.

Con relación a Cuba, García abogó por mantener el embargo económico a la isla, "porque no hay que hacer concesiones unilaterales'', pero también expresó su rechazo a "las restricciones de los viajes familiares, impuestos por esta administración republicana''.

"La postura mía es clara y contundente, la familia cubana no es un impedimento de la libertad de Cuba sino un instrumento'', añadió. El líder de los demócratas en el condado Miami-Dade, Joe García, retará al congresista federal Mario Díaz-Balart por su escaño en el Capitolio, donde representa al distrito 25 de la Florida.

"Me lanzo por dos razones: porque me parece que hay algo que se llama el momento correcto y no hay duda de que he manifestado liderazgo en todo lo que me he envuelto'', manifestó García a El Nuevo Herald.

El distrito 25, que abarca partes del condado Miami-Dade y algunas de Collier, fue creado hace casi seis años cuando la explosión demográfica obligó a rediseñar los distritos floridanos.

Desde su creación, ha estado ocupado por Díaz-Balart, quien ayer dijo que no quería manifestarse aún sobre la candidatura de García, pero que envió a El Nuevo Herald un corto comunicado.

"Las elecciones son parte fundamental del proceso democrático. Como siempre lo he hecho, basaré mi campaña en mi extenso expediente de recortarle impuestos a nuestras familias y pequeñas empresas y al mismo tiempo logrando cientos de millones de dólares en fondos federales para el transporte, la salud y la educación en nuestra comunidad'', señaló Díaz-Balart en su nota.

De cara a las elecciones de noviembre, los demócratas han lanzado una vertiginosa campaña contra los tres congresistas cubanoamericanos del sur de la Florida. Hace tres semanas, el ex alcalde de Hialeah, Raúl Martínez, se postuló contra el congresista Lincoln Díaz-Balart, mientras El Nuevo Herald ha recibido información de que próximamente le saldrá también un retador al escaño de la congresista Ileana Ros-Lehtinen.

García recordó ayer su vida pública, que consideró plagada de éxitos, desde que fue presidente estudiantil de la Universidad de Miami, pasando por director ejecutivo del Programa Éxodo que trajo a Estados Unidos a 100,000 cubanos varados en terceros países o como presidente de la Comisión de Servicios Públicos del estado de la Florida, donde "creamos la competencia en la industria telefónica y logré la reducción de las tarifas eléctricas''.

"En momentos de la crisis del niño Elián [González], la Fundación Nacional Cubano Americana me pidió que viniera a dirigirla y cuando esa tarea se acabó me incorporé a la Nueva Red Demócrata, para dar a la comunidad hispana un liderazgo a nivel nacional y luchar por las necesarias reformas migratorias y la inclusión de los votantes hispanos'', enfatizó García.

Es más, profundizó, "creo que el récord mío es superior a cualquiera en el congreso en el tema cubano, ya que me he dedicado a él desde temprana edad, junto a Jorge Más Canosa. No soy como los que gobiernan a Cuba o que aquí heredan el tema por nepotismo''.

"La Florida se encuentra en un momento único, principalmente el sur del estado, que se está convirtiendo en un espacio de lo que va a ser la sociedad norteamericana del futuro. Hay que representar a toda la comunidad, no restringirse a un solo tema. El liderazgo va más allá de un discurso en la Calle Ocho, sino que requiere acción'', afirmó.

Con relación a Cuba, García abogó por mantener el embargo económico a la isla, "porque no hay que hacer concesiones unilaterales'', pero también expresó su rechazo a "las restricciones de los viajes familiares, impuestos por esta administración republicana''.

"La postura mía es clara y contundente, la familia cubana no es un impedimento de la libertad de Cuba sino un instrumento'', añadió.

rferreira@herald.com

  Comentarios