Sur de la Florida

Lugar de santería sirvió para preparar complot contra Estéfano

Fabio Estéfano
Fabio Estéfano

Un centro religioso de santería en West Kendall ayudó a preparar un complot para asesinar al compositor y promotor latino Estéfano para encubrir el robo de millones de dólares de la popular estrella, alegan documentos de la corte.

Los abogados de Fabio ''Estéfano'' Salguero presentaron una demanda actualizada en la Corte de Circuito de Miami-Dade el martes por la tarde alegando que su ex administrador financiero conspiró con la iglesia Ochosi Yoruba y el empleado del estudio, Francisco Oliveira.

Oliveira se encargó de disparar y dar por muerto a Estéfano el 25 de mayo en su mansión de Miami frente a la bahía. La demanda quiere recuperar el control del dinero de Estéfano.

La policía de Miami dijo que Oliveira le disparó dos veces --una en la parte trasera de la cabeza-- mientras el productor clamaba por su vida. Los investigadores nunca establecieron un motivo.

Estéfano es un reconocido productor que ha creado hits musicales para famosas estrellas latinas como Gloria Estefan, Marc Anthony y Shakira.

Gil era un amigo íntimo y confidente, ''como un padre'' que administró millones de Estéfano.

''Estéfano está determinado a continuar con su vida y su carrera y cree que esta demanda es un importante y necesario primer paso en ese proceso'', señaló el abogado civil, Jay Thornton.

De acuerdo con la demanda, los investigadores se enteraron de que Gil había ''de alguna manera'' tomado el control total de casi todos los fondos de Estéfano y de su propiedad intelectual y otras propiedades materiales''.

Estéfano quedó ''conmocionado al enterarse'' de que Gil se autonombró el único propietario de America Business Trading Inc, que comenzó en la Florida para administrar la música de Estéfano.

La demanda sostiene que Gil también desvió fondos a compañías en Panamá, Brasil, Suiza y España. Gil también dio a Oliveria acceso a la cuenta de banco de America Business Trading, escribiendo cheques a su nombre por decenas de miles de dólares con dinero de Estéfano.

De acuerdo con la demanda:

 Gil y Oliveria son miembros de la iglesia Ochosi Yoruba, 5343 SW 153 Avenida. Por invitación de ambos, Estefano también asistió a servicios en el lugar que practica la religión afrocubana de Santería.

 Los récords del banco, obtenidos por los investigadores, mostraron que entre el 2004 y el 2007, Gil desvió $2.4 millones del dinero de Estéfano hacia la iglesia, incluyendo su director Andrés Suárez. El promotor nunca se enteró de la transferencia de dinero, dijo la demanda.

 Minutos después del baleo del 25 de mayo, Oliveria hizo una llamada de dos minutos por teléfono celular a Suárez.

 Días después del baleo, Gil envió $3,000 del dinero de Estéfano a Andrea Romer, la esposa de Oliveira. Para entonces, su esposo estaba bajo custodia policial en Miami.

Gil y su abogado no pudieron ser localizados para comentar. En una conversación anterior con un reportero de Brasil, Gil negó cualquier conexión en el tiroteo de Estéfano.

Oliveira se declaró inocente de intento de asesinato.

El juicio está señalado para el 25 de febrero. Sin embargo, ayer, la fiscalía pidió a un juez posponerlo porque la principal testigo en el caso --la ayudante de Estéfano que encontró su cuerpo y llamó a la policía-- tiene un embarazo de ``alto riesgo''.

Las autoridades estudiarán cualquier evidencia en el juicio civil que muestre actividad criminal relacionada con el incidente, señaló el fiscal estatal adjunto de Miami-Dade, Michael Von Zamft.

''En estos momentos, nuestro principal interés es enjuiciar al hombre que baleó a Estéfano y lo dejó por muerto'', dijo Von Zamft.

dovalle@MiamiHerald.com

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios