Sur de la Florida

Distritos escolares recuperan fondos por internet

Cuando el gobierno hondureño quiso comprar pupitres para las escuelas pobres de su país, se volvió hacia el distrito escolar de Broward.

En California se están usando viejos autobuses de Broward.

Y en algún lugar de Perú, las lavadoras y secadoras que funcionaban en las escuelas de Broward ahora están limpiando ropa.

Cortesía de un sitio web estilo eBay designado específicamente para las agencias gubernamentales, el distrito escolar de Broward, la ciudad de Hialeah Gardens y otros organismos del Sur de la Florida están subastando sus viejos equipos en la internet, y hay compradores de todo el mundo.

Las agencias gubernamentales han usado las subastas desde hace años para vender montañas de artículos usados. El método tradicional implicaba la contratación de un subastador, pagado por la venta. En gran medida, el número de compradores estaba limitado a los locales así que, después del costo y el trabajo de una subasta, la agencia tenía que deshacerse de muchas cosas.

En PublicSurplus.com todo está en venta, desde los viejos quipos de tratamiento de aguas albañales del sur de la Florida hasta serruchos viejos. Los vendedores establecen las licitaciones iniciales y pueden seguir poniendo artículos hasta conseguir ofertas que les gusten.

Recientemente, se vendió un autobús escolar de Broward por casi $5,000 -10 veces el precio inicial- con 16 licitaciones compitiendo por la venta. A diferencia de eBay, a no ser que un artículo se venda, las agencias gubernamentales no pagan nada por su presentación.

Vender muebles viejos y equipos en la internet le ha reportado al distrito escolar de Broward alrededor de $15,000 en los últimos años, y le ha ahorrado otros $50,000 en costos por transportar y echar cosas en la basura, dijo Ted Skopinski, el especialista del distrito en propiedades sobrantes. Las ventas de libros de texto y autobuses escolares han significado miles adicionales.

"No he podido vender muy pocas cosas'', dijo Skopinski, en el medio del almacén del distrito escolar en Fort Lauderdale. Estaba rodeado por muebles, refrigeradores, una silla de barbería, equipos de cafetería y muchos otros objetos. "En alguna parte, alguien puede usar todo esto''.

Una gran mezcladora, modelo de 1982, se vendió en $2,200 en el 2007. Más de 20 años antes, el distrito había pagado $3,990 por ella nueva, dijo Robert Waremburg, el director de logística del distrito escolar. Tras años de fiel servicio en la cafetería de una escuela, la venta del monstruo metálico -tan poderoso que tiene una trasmisión y necesita que le cambien el aceite -llevó dinero al presu-puesto del distrito escolar. Allí podrá gastarse lo mismo en salarios de maestros que en nuevos libros de texto.

Una vez que la Junta Escolar declara algún artículo como excedente, basado en su propia política y las leyes estatales, disponer de los artículo en una subasta en Internet cuesta muy poco. Skopinski hasta fotografía las propiedades que no se pueden usar frente a una pantalla de cine abandonada por una escuela años atrás.

La subasta por internet pone a las ciudades pequeñas a la par con Miami-Dade o con el Broward Community College, otro usuarios del sitio . "Una ciudad pequeña como la nuestra no tiene dinero para pagar un subasta-dor'', dice Marcos Piloto, director de la oficina administrativa y de presupuesto de Hialeah Gardens, de una población de 20,000. "A veces uno tenía que contentarse con llevar un artículo a un rastro y que le dieran $100''.

A fines del año pasado, Hialeah Gardens vendió un camión de basura y un Nissan Altima mediante el sitio de subastas. Desde que el municipio empezó a usar el sitio en el 2005, ha podido hacer $45,000 con subastas, según dijo Piloto.

Desde junio del 2006, la policía de Lauderhill ha subastado en eBay automóviles confiscados en redadas de drogas. El departamento de policía antes iba a las subastas de automóviles pero rara vez sacaba ganancias después de pagar las cuotas de entrada.

Utilizando a la popular eBay, el departamento de policía ha ganado suficiente dinero de automóviles incau-tados para comprar rifles de patrulla y otros equipos para sus agentes. Los compradores han sido de Carolina del Norte, Texas y Tennessee para comprar los autos decomisados.

"Podemos vender nuestros autos a cualquiera, no sólo a algunas agencias del sur de la Florida'', dice el teniente Mike Cochran, de la policía de Lauderhill.

En las subastas por computadora no solamente hay competencia, sino es al comprador a quien le incumbe recoger lo que compró y llevárselo.

Para el distrito escolar de Broward, eso significa vender unos 1,000 escritorios adquiri-dos por el consulado general de Honduras en Miami en la primavera pasada. El consulado consiguió contenedores de barcos para llevarse los escritorios del almacén del distrito y un barco le donó espacio para mandarlos a Honduras, dice Marcela Midence, esposa del cónsul general Fernando Argucia.

Cuando lleguen a Honduras, la primera dama de ese país decide quiénes los necesita más, dice Midence, esposa del cónsul general Fernando Argucia.

Midence también le ha comprado mesas de cafetería al distrito escolar para las escuelas hondureñas. Y otra compra en subasta de la que está orgullosa: Una máquina de golosinas para el consulado.

"Los fondos [que se ahorran, supongo] son para comprar más materiales escolares''.

  Comentarios