Sur de la Florida

Busca la policía de Broward arma que se usó en asesinato

Elliot Cohen informa a los medios sobre la búsqueda de los sospechosos responsables de la muerte del sargento Chris Reyka en 2007.
Elliot Cohen informa a los medios sobre la búsqueda de los sospechosos responsables de la muerte del sargento Chris Reyka en 2007.

Un testigo importante le ha declarado a lasautoridades que cree que el arma que se utilizó paramatar al sargento Chris Reyka primero fue enterradaen Pompano Beach y después lanzada a un canal pormiembros de una pandilla acusada de una serie de robosa farmacias de Broward abiertas las 24 horas.

En la actualidad se lleva a cabo una amplia búsquedadel arma homicida que podría vincular a la pandilla oa uno de sus miembros con el asesinato de Reyka, queocurrió en el estacionamiento de una tienda Walgreensabierta las 24 horas de Pompano Beach poco antes de la1 a.m. del pasado 10 de agosto.

Según una orden de registro presentada en la Corte delCondado Broward, cuatro armas de fuego, entre ellasdos pistolas de 9mm (el mismo calibre que se usó paramatar a Reyka) estaban guardadas en un apartamentoubicado en el 2005 NW 9 street, en Pompano Beach. El22 de diciembre, la hermana y el hermano de uno de lospandilleros enterraron las armas en el jardín de unaiglesia cercana con el fin de proteger a su hermanoTimothy (alias ''Back Arms'') Johnson, que segúncreían era buscado por la policía por el asesinato deReyka.

Ese mismo día, Johnson fue arrestado por haber violadosu libertad condicional.Desde entonces, Johnson ha sido acusado de diferentescargos de robo a mano armada y, de acuerdo con elDepartamento de Policía de Broward (BSDO), ya haadmitido su participación al menos en 19 asaltos afarmacias, cometidos en un período de seis meses enlos condados Palm Beach y Broward.

Johnson, de 34 años, era considerado el organizadordel frenesí de robos, con la ayuda de otros tressospechosos, según las autoridades. En la actualidadsigue detenido.

El día de Año Nuevo, el hermano de Johnson, AllenJohnson, condujo a detectives del BSO hasta el canaldonde se cree las cuatro armas fueron arrojadas. Deigual modo, le confesó a los detectives que pensabaque entre ellas estaba la pistola que se usó paramatar al sargento Reyka.

Hasta el momento, se han podido recuperar tres de lasarmas.

  Comentarios