Sur de la Florida

Empezó a ayer juicio contra hombre acusado de asesinato

En su extraordinario relato El gato negro, el famosoescritor gótico norteamericano Edgar Allan Poe narracómo un asesino esconde el cadáver de su víctimadetrás de una pared y luego es descubierto cuando elgato que accidentalmente escondió junto a la mujerasesinada empieza a maullar.

Brian Cavanagh, asistente de la Fiscalía Estatal hizoreferencia al horripilante cuento de Poe mientrasesgrimía pruebas en contra de Charles GregoryMoninger, el hombre acusado de matar a su parejasentimental y luego esconder su cuerpo sin vida en unarmario.

''Al igual que el gato negro que quedó atrapado detrásde la pared, este hombre dejó el arma homicida en ellugar del crimen, escondida en una gaveta'', dijoCavanagh.

Familiares y amigos de la víctima, Julianne BethBerger, trataron frenéticamente de hallar a la mujerde Hollywood en enero del 2004. Durante semanas,Moninger, de 47 años, siguió viviendo en elapartamento de ella, contándole a todo el mundodiferentes historias sobre dónde estaba ella.

''Pero este hombre sabía la verdad. Julianne BethBerger no estaba en ninguna parte,sino en esa mismacasa'', dijo Cavanagh en sus declaraciones iniciales.``No en espíritu, sino de cuerpo presente. Este hombrela había enterrado en su propio apartamento''.

Moninger fue arrestado en Daytona Beach el 27 de enerodel 2004, más de tres semanas después que nadie habíasabido nada de Berger, de 43 años, y alrededor de unasemana más tarde que la madre de Berger presentóformalmente ante las autoridades un informe de personadesparecida.

Moninger le confesó a la policía que ''algo malo''había pasado, y que él mató de forma accidental a lamujer con la que había vivido durante un mesaproximadamente. Acusado de homicidio en primer grado,Moninger se enfrenta a una pena de cadena perpetua sies hallado culpable.

Los dos debieron haber tenido algún tipo de relaciónromántioco ''pasajera'', expresó Cavanagh.Por su parte, el abogado defensor Christopher Poledijo que Moninger no es el asesino. Una mañana,escuchó gritar a Berger, dijo Pole, y fue hasta eldormitorio de la mujer.

''Al llegar, la vio tirada en la cama, ya muerta'',dijo Pole. ``Entró en pánico porque él era la únicapersona que estaba en la casa, y creyó que loacusarían de su muerte. En medio del miedo, decidióesconder el cadáver''.

Los jurados no escucharán una grabación de un allamada al número de emergencia 911 que hizo Bergerpocos días antes de su muerte. "Alguien estáamenazando mi vida", le dijo la mujer a la operadora.Detrás se puede escuchar una voz de hombre (la voz deMoninger, según los fiscales), ya que Pole argumentóque era una prueba especulativa. Alfred Horowitz,juez de circuito de Broward, estuvo de acuerdo con eldefensor.

Esta decisión hizo que Cavanagh se enfureciera.''Esto cambia la complejidad del caso, juez'', le dijoCavanagh a Horowitz.

  Comentarios