Sur de la Florida

Trifulca en escuela provoca tensión en la comunidad

Los paramédicos asisten a los heridos por el violento altercado entre estudiantes de la Escuela de Secundaria Edison el viernes por la mañana.
Los paramédicos asisten a los heridos por el violento altercado entre estudiantes de la Escuela de Secundaria Edison el viernes por la mañana.

Los policías entraron corriendo en el edificio. Los muchachos se pusieron de pie dando gritos. Algunos tiraron cartones de leche y botellas de agua.

Estudiantes, maestros y miembros de la comunidad estaban alarmados por la escena que se estaba desarrollando el viernes en la Miami Edison Senior High School.

"Era una locura'', dijo Jimmy Hypolite, un senior de 18 años. "Todo el mundo estaba gritando, corriendo, empujando. Había muchachos esposados. Algunos estaban llorando''.

Lo que se suponía fuera a ser una manifestación estudiantil pacífica se convirtió en una gran bronca en la que participaron cientos de jóvenes y docenas de policías. En cierto momento, no menos de 60 carros patrulleros rodeaban los terrenos del centro.

Por lo menos 24 estudiantes fueron arrestados por cargos de escándalo público, alterar el funcionamiento de una escuela y resistir un arresto con violencia, dijeron las fuentes. Diez policías fueron tratados por lesiones menores en el lugar. Por lo menos media docena de estudiantes fueron lesionados o sufrieron problemas respiratorios.

La bronca, el tercer brote de violencia en escuelas de Miami-Dade en tres días, subrayó las tensiones entre la comunidad haitiana y los departamentos de policía locales. Por la noche, miembros de la comunidad haitiana se habían reunido, muchos de ellos cuestionando la reacción de la policía.

Docenas de furiosos estudiantes, padres y activistas llenaron la entrada principal de la Edison sobre las 6 p.m. de ayer. Los estudiantes que participaron en la pelea a la hora de almuerzo y activistas del Power U Center for Social Change y del Miami Workers Center gritaron una lista de demandas contra la policía y los funcionarios de la escuela.

"Queremos que desistan de todos los cargos contra los estudiantes y que suelten a todos los que han arrestado'', le dijo Chris Ford Green a unos equipos de televisión.

El superintendente Rudy Crew calificó el incidente de "infortunado''.

"Nosotros alentamos a los estudiantes a que se expresen. Sin embargo, el comportamiento incorrecto por parte de cualquiera, incluyendo estudiantes y personal del centro, no será tolerado'', escribió Crerw en una declaración.

La pelea tuvo lugar luego de una demostración que se celebró durante el primer receso de la hora de almuerzo a alrededor de las 11:30 a.m., dijo Quintin Taylor, portavoz del distrito escolar. Los estudiantes dijeron que la protesta de ayer pretendía ser pacífica, pero que rápidamente todo se descontroló.

Los estudiantes decidieron congregarse como respuesta a una confrontación que sucedió el día anterior entre Javier Pérez, asistente del director, y un estudiante que había sido arrestado en la escuela. Funcionarios del Distrito Escolar no quisieron revelar la identidad del estudiante, pero sus compañeros lo identificaron como Wadson Sagaille, de 17 años y estudiante de último año.

El detective de la policía de Miami-Dade Ed Torrens dijo que los funcionarios escolares le habían dicho a las autoridades que corrían rumores que se preparaba un paro escolar para la mañana de ayer a alrededor de las 9:15 a.m., pero el paro nunca llegó a materializarse, dijo Torrens.

Tres o cuatro policías asistieron al primer receso de almuerzo de la escuela para seguir de cerca la situación y responder preguntas sobre el arresto del día anterior, apuntó Torrens.

Fue durante el almuerzo, dentro de la cafetería, que los estudiantes empezaron a lanzar sillas a la policía, así como a escupirlos, dijo Torrens.

"Entonces esos estudiantes quisieron pelear y todo se volvió un caos'', agregó Torrens.

Poco después, las riñas salieron al patio.

A alrededor de las 11:20 a.m., la policía pidió ayuda. Las llamadas pidiendo refuerzos llovían por los radios, y tanto la policía de Miami y de Miami-Dade se presentaron en la Edison.

Sin embargo, Sabrina FranÇois, una chica de 16 años estudiante de la Edison, dijo que la violencia se desató sólo cuando la policía llegó al lugar.

La policía le "pegó a una muchacha embarazada con un palo'', dijo FranÇois. "Aunque sólo estuvieran parados. Y le pegaron a muchas chicas''.

Jenson Dolce, de 18 años, y estudiante de último año, dijo que los estudiantes le tiraban leche y yogurt a los policías.

Algunos estudiantes argumentaron que también se usaron contra ellos pistolas Taser.

Schuster rechazó esa afirmación, diciendo que la policía encargada de vigilar las escuelas no llevan este tipo de armas.

En el incidente que provocó la riña tumultuaria de ayer se vieron involucrados el director Pérez y Wadson Sagaille.

Según Taylor, Pérez vio al chico caminando solo por los pasillos de la escuela, y pensó que tal vez estaba tratando de escaparse de las clases, dijo Taylor.

"Echó a correr, tratando de escapar'', dijo Taylor del estudiante. "Se volvió desafiante''

Según un informe policíaco, Sagaille vio al agente de la policía Einsley Joseph parado en un pasillo, y entonces dio la vuelta y sujetó al asistente del director "por el cuello y lo empujó hacia el piso''.

"Yo interviné tratando de controlar a Sagaille, que huyó por el pasillo'', escribió Joseph.

El policía halló a Sagaille escondido en el aula G203, y le pidió al estudiante que fuera con él a la oficina del director.

"Intenté detener a Sagaille, ya que toda el aula se había puesto de pie y molestaba a las demás aulas'', escribió Joseph.

Joseph, policía haitianoamericano, dijo que Wadson dañó varias computadoras, y pateó un extinguidor de incendio cuando él trataba de arrestarlo.

Sagaille rechazó el viernes varias solicitudes de que comentara, y dijo que sólo hablaría con su madre o en presencia de un abogado.

Los estudiantes dieron una versión distinta de la confrontación del jueves.

Pérez agarró al estudiante con una llave de asfixia, según dijo Julian Jean-Simon, de cuarto año. "El policía trató de impedirlo''.

"Los muchachos están indignados'', dijo un maestro del Edison, que optó por mantenerse anónima porque no tenía permiso para hablarle a la prensa. "Piensan que no fue justo lo que ocurrió''.

El portavoz Schuster dijo que Pérez tenía "mucha experiencia en el distrito''.

"Sus colegas dicen que es un educador ejemplar con un historial excelente'', afirmó.

Una mujer que contestó el teléfono en la oficina del director Jean Teal, dijo que éste no estaba respondiendo llamadas de los medios de noticias.

De los 27 arrestados en el disturbio mañanero en la escuela de la Pequeña Haití, 15 fueron varones y 12 chicas, según dijeron los funcionarios escolares. De ésos, se llevaron 19 jóvenes al Juvenile Assessment Center, y los adultos al Turner Guilford Knight Correctional Center o a la cárcel del Condado Miami-Dade.

Que se sepa, tres de los hombres adultos arrestados no tienen conexión con la escuela, y ayer estaban confrontando cargos de transgresión.

Los arrestos fueron una sacudida para la comunidad.

En una tensa reunión en el centro Jean-Jacques Dessalines, los padres de alumnos del Edison High solicitaron una lista de los arrestados, y la condición de cualquier alumno que tuvo que recibir atención en un hospital.

Los dirigentes haitianos y los padres exigieron una explicación completa después de los arrestos.

Los funcionarios escolares dijeron que investigarían el incidente. Incluso así, los dirigentes comunitarios y los padres estaban visiblemente alterados ayer, hablando en voz alta y exigiendo saber dónde estaban sus hijos.

En la protesta de las 6 p.m. frente al Edison, los manifestantes se desahogaron ante el subdirector Pérez.

"Queremos que arresten y despidan al señor Pérez y queremos justicia compensatoria. Queno se tomen represalias contra los estudiantes que estén aquí'', dijo Chris Ford Green, alumno del último grado, por televisión.

Los redactores Charles Rabin, Trenton Daniel, Laura Morales, Peter Bailey, Matthew I.Pinzur y Tim Chapman contribuyeron a este reportaje.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios