Sur de la Florida

Demandan a firma miamense que quiere vender grabaciones de los Beatles

Apesar de que ya tenían bastante fama con la salida al mercado de su sencillo Love Me Do en el otoño de 1962, los Beatles estuvieron de acuerdo en regresar a Alemania para realizar algunas actuaciones finales en un club de Hamburgo donde actuaron cuando eran un grupo desconocido.

Esas actuaciones en el Star-Club de Hamburgo fueron, simplemente, históricas: Ringo Starr ya había susti-tuido a Pete Best en la batería en lo que se cree fue la primera jornada de actuaciones en vivo de los cuatro fabulosos chicos de Liverpool.

Ahora, una compañía de Miami Lakes, Fuego Entertainment, junto a un promotor británico, piensa vender las ocho grabaciones que hicieron los Beatles en el club a finales de 1962 y que se "perdieron'', entre ellas John Lennon y Paul McCartney cantando Ask Me Why.

Sin embargo, la compañía de los Beatles, Apple Corps Limited, está tratando de detenerlos en una corte fede-ral en Miami. Tras mencionar derechos de autor, marca de fábrica y otras violaciones de grabación, la firma de los Beatles con sede en Londres presentó el viernes una demanda en la que exige $15 millones por daños a Fuego, su presidente, Hugo Cancio, y al socio de la compañía, el productor británico Jeffrey Collins.

Cancio y Collins --socios en la firma Echo-Fuego Music Group-- afirman que tienen los derechos legales para la música que se grabó en el Star-Club.

"Cualquier cosa que tengan que reclamar, se trata de una grabación ilegal, y no tenían permiso de los Beatles para grabarla, y Fuego tampoco tiene el permiso de los Beatles para explotarla'', afirmó el abogado de Nueva

York Paul LiCalsi, que presentó la demanda junto al abogado de Miami Richard Wolfe.

Aunque el grupo musical más famoso de la historia se separó hace más de 37 años --y dos de sus integrantes han muerto--, los Beatles y sus sobrevivientes durante décadas han tenido que luchar contra presuntas infracciones de grabaciones en Europa y Estados Unidos. En la demanda presentada en Miami, Apple argumenta que la venta que planea Fuego de "grabaciones de los Beatles de calidad inferior no hace sino dañar la extraordinariamente valiosa imagen'' de la banda.

En el centro de la disputa está un álbum de 15 temas que tiene ocho canciones que nunca salieron como disco de larga duración ni como sencillo. Entre las grabaciones está una de Paul McCartney cantando el éxito de Hank Williams Lovesick Blues y otra de George Harrison vocalizando el hit de Maurice Williams Do You Believe, junto a John Lennon y McCartney cantando la célebre Ask Me Why.

Las otras canciones son: Twist and Shout, I Saw Her Standing There, Hippy Hippy Shake, A Taste of Honey y Money.

Ayer, Cancio expresó sorpresa por la demanda, y afirmó que Fuego y Apple han estado negociando de ‘‘buena fe'' hasta un reciente impasse por la solicitud de Apple' para las sesiones originales de grabación del Star-Club. Fuego se negó.

"Estas grabaciones fueron legalmente obtenidas de Jeffrey Collins'', indicó Cancio, quien agregó después que tienen el derecho a sacarlas.

Collins, que pudo ser contactado en la sede de su compañía en Coral Springs, no quiso hacer comentarios sobre cómo obtuvo las grabaciones del club de Hamburgo. La compañía señaló que las grabaciones en vivo de los Beatles en el Star-Club fueron ‘‘entregadas en persona al señor Collins por el DJ que trabajó en el Star-Club la noche en que se hicieron''.

Fuego hizo promoción a las grabaciones en su portal electrónico, fuegoentertainment.net, incluida una oferta de membresía a "Fuego Plus'' para presentar brevemente un tema y tres video-clips de las raras grabaciones en el club de los Beatles.

Luego de una semana del anuncio, los abogados de Apple enviaron una carta a Cancio y Collins para que desistieran y les exigieron que dejaran de violar los derechos de grabación de los Beatles.

La compañía detuvo la publicidad en su portal electrónico de las grabaciones en vivo para así tranquilizar a cualquier cliente potencial.

Pero Fuego y Collins siguieron con sus planes de sacar las grabaciones hechas en el club alemán. A princi-pios de febrero, Collins fue entrevistado en el programa de la cadena NBC, Today Show. Y el 21 de febrero Fuego dio a conocer un comunicado de prensa para anunciar que había "comenzado la masterización digital y el proceso de ampliación para mejorar la calidad de las grabaciones perdidas de los Beatles para su futuro lanza-miento'', según la página web de la firma.

El título: Jammin' with The Beatles and Friends, Star Club, Hamburg, 1962.

  Comentarios