Sur de la Florida

Víctima de accidente de grúa seguía los pasos de su padre

Inspectores analizan el miércoles 26 de marzo el pedazo de la grúa que cayó sobre la casa contigua, matando a dos personas e hiriendo a cuatro trabajadores.
Inspectores analizan el miércoles 26 de marzo el pedazo de la grúa que cayó sobre la casa contigua, matando a dos personas e hiriendo a cuatro trabajadores.

Jeremy Thornsbury era un trabajador de la construcción que entró en la industria tras seguir los pasos de su padre. ''Los dos lo hacían todo juntos'', dijo Brian Smith, vecino de la familia. ``Jeremy era el mejor amigo de su padre''.

Ayer, el negocio de la construcción lo mató.

El muchacho de 21 años, vecino de Tamarac, fue uno de los dos hombres que perecieron cuando una enorme grúa se desplomó cerca del downtown de Miami. La investigación para saber qué provocó la tragedia continuaba hoy.

A Thornsbury le gustaba bucear, nadar y pescar. A menudo se le podía ver pescando en el canal que queda detrás de su casa, dijo Smith.

Thornsbury ayudó en una ocasión a Smith a instalar una pecera de agua salada con peces tropicales en su casa, dijo el vecino. ''Uno no podía evitar que el muchacho le cayera bien'', dijo Smith. ``Era el tipo de chico que uno quiere que sea su hijo cuando crezca".

La grúa de 14,000 libras se precipitó desde una altura de 37 pisos destruyendo con enorme facilidad la oficina que la compañía constructora usaba como oficina de proyectos, donde Thornsbury y otros trabajaban.

Thornsbury y otro trabajador de la construcción murieron, y otros cuatro resultaron lesionados.

''Es como si un meteoro hubiera caído sobre el techo de la casa'', dijo Craig Radelman, capitán del Departamento de Bomberos y Rescates de Miami-Dade. Los investigadores estuvieron trabajando toda la ochepara determinar la causa del último accidente de este tipo en el sur de la Florida, en esta ocasión, en un condominio de lujo que se construye en Paramount Bay, localizado en el 2066 North Bayshore Drive, justo al norte del downtown de Miami.

Según testigos y policías, el accidente ocurrió a la 1:45 p.m.de ayer, cuando una extensión de una grúa se cayó de la construcción de 46 pisos, en la ocupada área al este de Biscayne Boulevard y al norte del centro comercial Omni.

La extensión vertical estaba cerca del piso 37 del condominio, en tanto los equipos pensaban unirla a la grúa, cuando de alguna manera que aún no se sabe, se vino abajo.

Las autoridades dijeron que todavía era demasiado temprano para señalar el motivo del trágico accidente o culpar a alguien. Los vientos estaban relativamente fuertes y con algunas ráfagas, pero nadie podría decir qué papel representaron —si es que tuvieron alguno— en el terrible incidente.

''Vi caer a la grúa sobre la casita'', dijo Mike Huffstutlear, supervisor del proyecto. ``Fue un verdadero desastre''.

Una de las víctimas murió en la escena, según Delrish Moss, portavoz de la policía de Miami. Fue identificado como Terrance Hennessy, de 59 años, inspector de seguridad para una firma de seguros. Thornsbury, por su parte, murió en el Centro de Traumatismos Ryder, del Hospital Jackson Memorial, dijeron las autoridades. Todos los lesionados fueron llevados allí. Los heridos fueron identificados como Mark Simone; Emanoel Souza, de 31 años; Theron Cook, de 57 años, y Russell Dyer, de 48 años.

A principios de este mes, una grúa de construcción se cayó en la zona del Upper East Side, en Manhattan, con un saldo de siete muertos, entre ellos una mujer de Hialeah que estaba visitando a una amiga.

En abril del 2006 un trabajador de la construcción de 47 años murió tras caer desde el piso 39 de un rascacielos en construcción en el downtown de Miami.

En mayo del 2006 tres trabajadores de la construcción perecieron en Bal Harbour, atrapados bajo una enorme carga de hormigón que cayó del techo del edificio de 26 pisos One Bal Harbour.

Darlene Fossum, directora del área de la Agencia Federal de Seguridad y Salud, dijo que la entidad envió ayer varios investigadores al lugar del accidente. Bovis es considerada una "compañía de gran reputación y muy consciente de los problemas de seguridad'', dijo Fossum.

En la Florida, donde en muchas municipalidades hay un sinfín de proyectos de urbanismo, el sector de las grúas no tiene licencia a nivel estatal.

Sin embargo, en Miami-Dade se aprobó apenas la semana pasada una ordenanza que norma la seguridad de las grúas. La medida exige que las grúas cumplan las mismas normas de resistencia al viento que los edificios. La medida entra parcialmente en vigor más adelante esta misma semana.

Algunos en el sector se opusieron a la norma, argumentando que es demasiado estricta, y dijeron que no era debido que el gobierno local --en vez de la Legislatura estatal-- implantara la regulación.

Intentos anteriores de establecer una norma estatal fracasaron en la Legislatura, pero este año se estudiará otra propuesta.

Cuando se termine, el Paramount Bay tendrá 346 apartamentos, cuyos precios comenzarán en $850,000, egún un portal electrónico de bienes raíces. El edificio está está en la esquina de Biscayne Bay y Margaret Pace Park.

  Comentarios