Sur de la Florida

Investigarán condiciones de la Cárcel del Condado de Miami-Dade

Una carta de tres páginas sobre la investigación, que le llegó al Alcalde Carlos Alvarez el miércoles, estaba firmada por la secretaria de Justicia adjunta Grace Chung Becker.

El Departamento de Justicia, escribió, "está obligado a determinar si hay violaciones sistemáticas de la Constitución de Estados Unidos en las condiciones de la Cárcel del Condado de Miami-Dade."

"Nuestra investigación se concentrará en que los reclusos estén protegidos de daño, incluyendo adecuadas medidas de prevención del suicidio, salud mental, protección contra violencia de los reclusos y condiciones sanitarias, así como sobre el uso de excesiva fuerza contra los reclusos."

La carta se remitió también al fiscal federal R.Alexander Acosta.

Ayer por la mañana, la oficina del alcalde y la del fiscal federal connfirmaron haber recibido la carta.

Alvarez respondió con un memo de dos páginas esbozando un plan maestro para las seis principales cárceles del condado y afirmando dar la bienvenida a cualquier investigación.

El memo del alcalde habla de las próximas mejorías en los edificios y en como el condado está tratando de implementar una serie de recomendaciones para mejorar los servicios de salud.

Tim Ryan, director de los reclusorios de Dade, dijo estar preocupado porque actualmente las cárceles del condado tiene alrededor de 1,000 reclusos más de lo que pueden.

‘Estamos buscando mejoría. No somos una cárcel perfecta'', afirmó.

La salud mental en el sistema carcelario del condado ha sido centro de atención desede hace más de un año. El juez del Condado de Miami-Dade Steve Leifman testimonió antes un subcomité congresional en marzo del 2007 que "las cárceles y prisiones en Estados Unidos ahora funcionan como los mayores hospitales psiquiátricos del país."

Dijo que la falta de acceso a la atención ha remitido cada vez más enfermos mentales dentrodel sistema de justicia penal, un problema quue es más grave en las grandes comunidades urbanas. En Miami-Dade, dijo, la cárcel del condado alberga entre 800 y 1,200 reclusos con serios problemas mentales. Muchos acusados pasan una y otra vez por el sistema durante la mayor parte de su vida de adultos, dijo.

La carta del Departamento de Justicia dice que aunque las autoridades federales no han llegado a conclusiones, si el condado coopera y Justicia concluye que no hay violaciones sistemáticas, cerrarán la investigación.

Sin embargo, de encontrarse violaciones, escribió Becker, el Departamento de Justicia identificaráá las medidas mínimas necesarias para remediar los problemas.

Un jurado de instrucción de Miami-Dade hizo un ácido reporte en el 2005 afirmando que los policías que trabajaban en la calle necesitaban más enntrenamiento y que hacían falta programas de diversión para aliviar las abarrotadas cárceles de los enfermos mentales. Posteriormente, Alvarez creó un Equipo Especial de Salud Mental encabezado por Leifman.

El grupo propuso legislación exhortando al estado a dar más dinero para atender a los enfermos mentales y propuso planes para un nuevo edifico donde albergar y tratar a los enfermos mentales.

La investigación del gobierno federal sobre las cárceles del condado viene tras otra reciente crítica a los dirigentes del condado.

El año pasado, el Departamento de Viviendas y Desarrollo Urbano (HUD) se hizo cargo de una serie de programas de viviendas económicas y ayuda a los alquileres del condado que estaban plagados de problemas de corrupción y mala administración.

El redactor del Miami Herald Jay Weaver contribuyó a este reportaje.

  Comentarios