Sur de la Florida

Asesinos truncan el sueño de una inmigrante cubana

Mariem Frissolo
Mariem Frissolo

Ocho años después de haber llegado de Cuba, MariemFrissolo había por fin hallado el empleo que quería altener una cafetería sobre ruedas donde le vendíaalmuerzos calientes a trabajadores del área.

El martes pasado, cuando le faltaba apenas una semanapara viajar a Argentina para visitar a la familia desu esposo, se levantó como siempre a las 4 a.m. parapreparar su día de trabajo, vendiendo limones, bananasy melones desde la cama de su camioneta.

A aproximadamente a las 2:30 p.m., dos ladrones laatacaron y golpearon salvajemente, y luego ledispararon a quemarropa. Al amanecer de ayer, la mujermoría en el hospital Jackson Memorial.

''La mataron antes de que pudiera disfrutar de susprimeras vacaciones en este país'', dijo su cuñada,Cristina Frissolo.

''Ella quería conocer el mundo'', dijo el hijo de lavíctima, Frank Gómez, de 17 años. "Sólo conocía aCuba y Estados Unidos''.

El ataque contra Frissolo afuera de la camioneta dondevendía frutas, ensaladas y refrescos en el suroeste deMiami-Dade infureció tanto a sus familiares, clientesy a las propias autoridades, que el jefe de la policíade Miami-Dade, Robert Parker, realizó una ronda deentrevistas de prensa, algo muy poco usual.

''Estamos buscando a esos dos cobardes que atacaron aesta inocente mujer'', dijo Parker.

Por su parte, al hablar de los asesinos, Gómez dijo:"Van a recibir lo que se merecen. Dejo esto en manosde Dios y de la policía''.

Ayer, detectives de homicidio estuvieron todo el díainvestigando pistas e indicios por todo el sur delcondado.

La camioneta Dodge de la víctima —con un techo demadera y el letrero Viandas Frutas y Vegetales— fueinspecionado por las autoridades en busca de algunapista.

La policía dijo que Frissolo vendía frutas afuera dela camioneta estacionada en la 117 avenida y la 185terrace del suroeste. La familia, por su parte, dijoque era muy extraño que ella llevara consigo más de$100.

Los hombres que la atacaron la golpearon consalvajismo, y luego le dispararon cuatro veces,escapando después por la avenida 117 en un automóvilde color blanco, indicaron las autoridades.

Algunos testigos dieron estas descripciones de los doshombres:Uno es adolescente o tiene apenas 20 años, midealrededor de cinco pies, siete pulgadas y pesa unas150 libras. Tiene hecho un pelado corto, y llevabapuesto un short negro y una camiseta blanca. El otroagresor fue descrito como un hombre musculoso, de unas190 libras con trencitas hasta la espalda. Teníapuesto un short de color crema y una camiseta blanca.

Las autoridades le piden a cualquier persona que tengaalgún tipo de información sobre lo ocurido que llame ala División de Homicidios de la policía de Miami-Dadeal teléfono 305-471-2400, o si lo prefiere aCrimeStoppers de Miami-Dade al 305-471-TIPS. Lallamada será confidencial y se mantendrá anónima laidentidad del que llame.

  Comentarios