Sur de la Florida

Arrestan a sospechoso por asesinato de vendedora de frutas

El oficial de la policía de Miami-Dade, Melba Fonticella, muestra  un boletín con información relacionada a la captura de  Timothy Evans, acusado de asesinar el martes a  Mariem Frissolo, en la SW 185 terrace y 117 ave.
El oficial de la policía de Miami-Dade, Melba Fonticella, muestra un boletín con información relacionada a la captura de Timothy Evans, acusado de asesinar el martes a Mariem Frissolo, en la SW 185 terrace y 117 ave.

Timothy Evans le compró a la mujer unos mangos, y luego la mató. Esa es la conclusión a la que llegaron los detectives de homicidio de la policía de Miami-Dade, que ayer arrestaron a Evans, de 28 años, y lo acusaron de haber matado a la vendedora de frutas Mariem Frissolo, de 47años.

Su último cliente ahora ha sido acusado de asesinato en primer grado.

Una pista de alguien que llamó por teléfono a las autoridades diciendo que habían escuchado a Evans jactarse del crimen fue lo que condujo a la policía hasta el apartamento de Homestead donde Evans se estaba quedando.

''La ayuda de la comunidad ha sido abrumadora y crucial para resolver este caso'', dijo el jefe de la policía de Miami-Dade, Robert Parker.

Ocho años después de haber llegado de Cuba, Mariem Frissolo había por fin hallado el empleo que quería altener una cafetería sobre ruedas donde le vendía almuerzos calientes a trabajadores del área.

El martes pasado, cuando le faltaba apenas una semana para viajar a Argentina para visitar a la familia desu esposo, se levantó como siempre a las 4 a.m. para preparar su día de trabajo, vendiendo limones, bananasy melones desde la cama de su camioneta.

A aproximadamente a las 2:30 p.m., dos ladrones la atacaron y golpearon salvajemente, y luego ledispararon a quemarropa. Al amanecer de ayer, la mujer moría en el hospital Jackson Memorial.

''La mataron antes de que pudiera disfrutar de sus primeras vacaciones en este país'', dijo su cuñada,Cristina Frissolo.

''Ella quería conocer el mundo'', dijo el hijo de la víctima, Frank Gómez, de 17 años. "Sólo conocía a Cubay Estados Unidos''.

El ataque contra Frissolo afuera de la camioneta donde vendía frutas, ensaladas y refrescos en el suroeste deMiami-Dade infureció tanto a sus familiares, clientes y a las propias autoridades, que el jefe de la policíade Miami-Dade, Robert Parker, realizó una ronda de entrevistas de prensa, algo muy poco usual.

''Estamos buscando a esos dos cobardes que atacaron a esta inocente mujer'', dijo Parker.

Por su parte, al hablar de los asesinos, Gómez dijo: "Van a recibir lo que se merecen. Dejo esto en manosde Dios y de la policía''.

Ayer, detectives de homicidio estuvieron todo el díainvestigando pistas e indicios por todo el sur delcondado.

La camioneta Dodge de la víctima —con un techo demadera y el letrero Viandas Frutas y Vegetales— fueinspecionado por las autoridades en busca de algunapista.

La policía dijo que Frissolo vendía frutas afuera dela camioneta estacionada en la 117 avenida y la 185terrace del suroeste. La familia, por su parte, dijoque era muy extraño que ella llevara consigo más de$100.

Frissolo fue golpeada con salvajismo, y luego recibiócuatro disparos.

Algunos testigos dijeron que los sospechosos eran doshombres, uno adolescente o tiene apenas 20 años, midealrededor de cinco pies, siete pulgadas y pesa unas150 libras. Tiene hecho un pelado corto, y llevabapuesto un short negro y una camiseta blanca. El otroagresor fue descrito como un hombre musculoso, de unas190 libras con trencitas hasta la espalda. Teníapuesto un short de color crema y una camiseta blanca.

  Comentarios