Sur de la Florida

Ladrón le dispara a cajero en la cara y en su fuga, se lleva a un bebé

Ronell Campbell
Ronell Campbell

Un cajero de un restaurante Dunkin Donuts de Lauderhill sobrevivió un atraco de medianoche en el que el malhechor le disparó en pleno rostro.

El empleado, cuyo nombre no ha sido revelado por las autoridades, sobrevivió y se encuentra en el Broward General Medical Center en condición estable.

El agresor está en manos de la policía, gracias a un cliente alerta que siguió el automóvil en que escapaba y notificó a las autoridades, dijo el teniente Rick Rocco, portavoz de la policía de Lauderhill.

Un niño de un año, sujeto al asiento de bebé, participó en la fuga, mientras el delincuente y la mujer que lo acompañaba buscaban un sitio donde arrojar el arma de fuego con que asaltó al cajero.

A continuación, lo que según Rocco, ocurrió: Cerca de la 1:15 a.m., un cliente regular del Dunkin Donuts estaba acercándose a la ventanilla donde sea recojen las órdenes del restaurante, localizado en el 7340 W. Commercial Blvd.

El cliente vio que en ese momento estaba teniendo lugar un robo, mientras el ladrón mantenía a raya al cajero de 40 años, amenazándolo con una pistola.

Después de darle la vuelta al negocio hasta el otro lado, el cliente vio que un auto de color rojo abandonaba el lugar. El cliente llamó al 911 para notificarle el robo a la policía, y luego siguió al auto rojo.

Cuando las autoridades llegaron al Dunkin Donuts encontraron al empleado (que también había llamado al 911) vivo, pero sangrando profusamente de un disparo en la mejilla izquierda.

Entretanto, el cliente persiguió al auto rojo hasta un Comfort Inn en el 3601 W. Commercial Blvd., donde luego la policía de Lauderhill y la policía de Broward lo interceptaron.

Dentro del vehículo, hallaron al pistolero, a la mujer —su novia— y al bebé.

Mientras el hombre salía del automóvil para entregarse, la máscara que usó en el robo, cayó al suelo.De igual modo, el arma que se utilizó en el robo fue recuperada.

''El cliente resultó ser de una ayuda extraordinaria'', dijo Rocco. "Fue lo suficiente listo como para darse cuenta de que estaba ocurriendo un robo, y tener la serenidad para llamar a la policía y seguir el carro del sospechoso''.

  Comentarios