Sur de la Florida

Arrestado hombre tras balacera en la que resultó herido niño de dos años

La policía escolta a empleados al Dunkin Donuts en la  7340 W. Commercial Blvd. en Lauderhill, donde un hombre hirió a un cajero de un balazo en la cara.
La policía escolta a empleados al Dunkin Donuts en la 7340 W. Commercial Blvd. en Lauderhill, donde un hombre hirió a un cajero de un balazo en la cara.

Detectives de la División de Homicidios de Miami arrestaron a un hombre sospechoso de haber participado en un enfrentamiento a tiros que tuvo lugar en el Pequeño Haití la semana pasada, y que dejó como saldo un niño de dos años paralizado tras haber sido alcanzado por un proyectil.

Ronell Campbell, de 24 años, fue acusado de posesión de un arma de fuego por un delincuente convicto.Los investigadores anunciaron que están buscando a otro hombre que también tuvo que ver con la pelea a balazos: Ronald Cartwright, de 25 años, quien igualmente es buscado por llevar consigo un arma de fuego.

Las autoridades no están seguras qué bala hirió al pequeño, cuyo nombre no ha sido dado a conocer. Hasta ahora, no se han formulado cargos pore o incidente.

La policía cree que los hombres comenzaron a pelear por una cuestión de drogas en el segundo piso de un edificio de apartamentos del Pequeño Haití localizado en el 36 NE 65 Street la noche del 18 de abril.

Los hombres bajaron las escaleras y llegaron al pasillo. Campbell iba subiendo cuando escuchó los disparos, y se apresuró en subir, entrando también él en la pelea a tiros y disparando, según creen las autoridades.Una madre que llevaba a su hijo por el pasillo quedó atrapada en la balacera. Fue alcanzada de un disparo en el brazo, en tanto el niño era herido en el estómago.

Los médicos le dijeron a la mujer que tal vez el niño no pueda volver a caminar nunca más.

El detective Fernando Bosch, principal investigador del caso, arrestó a Campbell en su casa de Miami Gardens. Campbell también resultó herido en la refriega. Fue admitido en el Hospital Jackson Memorial y poco después fue dado de alta. Se sospecha que sea narcotraficante.

Una llamada telefónica a Crime Stoppers de Miami-Dade condujo a los detectives hasta un testigo que les señaló a Campbell y a Cartwright.

En el 2006, Campbell fue hallado culpable de vender cocaína, según documentos policiales. Por su parte, Cartwright ha tenido condenas por posesión de cocaína, resistirse al arresto con violencia, y actividades delictivas.

  Comentarios